ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Rivas Ecópolis se impone con algunos apuros a Guipuzkoa UPV


Laura Gil tapona el tiro de Miriam Forasté (Foto: Enrique Ayala)

Laura Gil tapona el tiro de Miriam Forasté (Foto: Enrique Ayala)

Rivas Ecópolis Basket se impuso ayer, sábado (70-50), a Guipuzkoa UPV con más apuros de los que el marcador permite adivinar. Las vascas pusieron en jaque la supremacía de las ripenses durante toda la primera mitad y parte de la segunda, llegando a estar durante algunos minutos por delante en el marcador. La escasa rotación de las vizcaínas, junto con el acelerón de las de José Ignacio Hernández en la mitad del tercer cuarto, fueron la clave de esos veinte puntos que figuraban en el marcador al final del encuentro.

Galería de fotos

Comenzó UPV dando señales de sus intenciones desde muy pronto, cuando, tras un 2-0 inicial de Rivas, apretó la defensa y consiguió engarzar dos ataques seguidos que sus jugadoras culminaron con canasta para poner un parcial de 0-5 en el luminoso (2-5). A diferencia de otros partidos, en los que lo habitual es que las visitantes hagan la goma constantemente, acercándose a Rivas para ver inmediatamente como el equipo local vuelve a irse, durante la primera mitad del partido de ayer fueron las ripenses las que tuvieron que remar para alejarse de las vascas. Fueron Allison y, sobre todo, Nicholls quienes tomaron el timón en esos minutos del primer cuarto para conseguir adelantar a su equipo, hasta ponerse en 16-9 en el minuto ocho del periodo. Aun así, las de Aran Muguruza no se daban, ni mucho menos, por vencidas, y plantearon una defensa muy seria, con una Arantxa Novo que varias veces llegó al borde de la dureza pero que consiguió poner en problemas a toda jugadora ripense que se movía por el exterior del ataque.

No obstante, la grada del Cerro, que ayer registró tres cuartos de entrada, aplaudió a la ex de Rivas Ecópolis cuando una caída fortuita pareció haberla lesionado. La número ocho de Guipuzkoa tuvo que retirarse durante unos segundos, muy dolorida en un hombro, y el Cerro aplaudió a la pundonorosa jugadora. Volvió poco después a la cancha, pero no pudo evitar que su equipo terminara el cuarto con 20-11 en contra. Sin embargo, el camino trazado por la base vasca fue seguido por sus compañeras. Aumentaron la intensidad defensiva y consiguieron que Rivas se pasara casi cuatro minutos sin anotar, mientras que UPV iba hilvanando una jugada tras otra para acercarse a dos puntos (22-20), gracias a un triple de Novo. Reaccionaron las ripenses con triples de Allison y Eldebrink para llegar al descanso con 30-22 en el luminoso.

Tras el paso por vestuario, José Ignacio Hernández dio entrada en el quinteto a Laura Quevedo. La joven jugadora se vio algo perdida en la cancha y no consiguió amarrar bien sus defensas, perdiendo además algún balón en ataque en momentos clave. Durante la primera mitad del tercer periodo UPV cuajó sus mejores momentos. Le hicieron a Rivas un parcial de 0-10 poniéndose por encima en el marcador hasta con cuatro puntos (30-34). Dos veces tuvo que parar José Ignacio Hernández el partido para intentar ajustar la defensa y parar a las vascas. Fruto de esos ajustes llegó un nuevo despegue de Rivas, que comenzó lentamente a recuperar terreno perdido. Fue Allison la que rompió la racha negativa para anotar una bandeja que acercaba a su equipo a cuatro puntos (32-36), y la siguieron Casas y Eldebrink con dos triples de la priemra y uno, muy celebrado, de la segunda, que hicieron a su equipo recuperar el mando del partido. Ese acelerón ripense, muy basado en el  tiro exterior, fue lo que permitió superar el muy mal momento por el que habían atravesado las jugadoras de Rivas. Al final del tercer periodo se llegó con un marcador que ponía ya en franquicia a las locales (51-42).

El mazazo fue concluyente. A pesar de que durante la primera mitad del último cuarto las vascas siguieron plantando cara al partido, lo cierto es que ya ni Arantxa Novo ni Oumoul Sarr, ni Forasté pudieron acercar a su equipo en el luminoso. Sí consiguieron frenar el goteo anotador de las ripenses, que durante casi tres minutos sufrieron un apagón en ataque. La luz la encendió Vega Gimeno, cada día más segura en la cancha, con un triple que levantó al público de sus asientos al poner el 59-46 en el marcador y abrir la puerta del desaliento vasco. La falta de banquillo y la proximidad de la quinta personal para Sarr (con tres personales desde la primera mitad) frenaban mucho la defensa visitante, que no podía, ni por efectivos ni por fuerzas, salir tan acertadamente a cubrir el tiro exterior de las de Rivas. Fue entonces cuando un festival de triples, al que se apuntó incluso Laura Gil, llevó a las locales a rondar los veinte puntos, que finalmente fueron los que quedaron reflejados en el marcador, gracias a un nuevo triple de Vega que cerró el partido.

La sensaciones dejadas por el encuentro coinciden con las que transmitió José Ignacio Hernández al finalizar el choque de Euroliga, el pasado miércoles, contra Imos Brno: hay cansancio y problemas físicos en el banquillo de Rivas. No es nada extraño, porque la planificación de los equipos suele hacerse para rendir al máximo al comienzo de la temporada, de forma que se consigan las mejores posiciones posibles en cada competición durante ese periodo de dos o tres meses. La factura se paga en estas fechas, cuando los músculos y los huesos piden un descanso. Así, Clara Bermejo lleva dos meses aportando al equipo mucho más que sus extraordinarias asistencias y su conducción experta del juego: aporta una rotación que, en otras condiciones, quizás no debería estar aportando. Kelly Schumacher sólo pudo jugar ayer durante unos minutos, ya que unas molestias en el pie derecho impidieron que volviera a dar rotación a sus compañeras. Rachel Allison, a pesar de su bravura, está jugando también con algunos problemas. Vega Gimeno comienza a ver claramente la luz al final del túnel, pero aún le faltan varias semanas para llegar a un tono adecuado. Laura Nicholls se resintió ayer de su rodilla.

El equipo está pidiendo a gritos la llegada del descanso navideño, que llegará el 21 de diciembre con un par de semanas hasta el 8 de enero. Antes, Rivas Ecópolis deberá zanjar varios compromisos nacionales y europeos. En Liga Femenina le faltan, antes del parón, enfrentarse en Galdakao al Bizkaia GDKO y recibir a Spar Uni Girona. En Europa debe viajar a Turquía para visitar al Fenerbahce en el que sin duda será el duelo de menos compromiso para un Rivas Ecópolis que, si bien nunca baja los brazos, este año se encuentra demasiado lejos del Olimpo turco. Una vez que vuelva de Estambul, Rivas Ecópolis podrá descansar merecidamente y buscar su recomposición para retomar las competiciones en enero, con la vista puesta en mantener o mejorar la segunda plaza en Liga y meterse en la siguiente fase de Euroliga.

Estadísticas del partido

Escrito por en 08/12/2013. Archivado en 0Destacadas,0Ultimas,Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.