ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Por el control social en la EMV de Rivas


08/01/2014

Quienes defendemos lo común y por tanto los servicios públicos debemos ser conscientes de que con votar a quien dice defenderlos no es suficiente. Tenemos demasiadas muestras de representantes públicos que no orientan sus decisiones sobre los servicios públicos en beneficio de la mayoría social. Para evitarlo es imprescindible un control social de los mismos.

El caso de la EMV en Rivas Vaciamadrid es un ejemplo claro de falta de control social y de consecuencias graves para la ciudadanía.

Tras muchos años de “ladrillismo” y de prioridad por los “chalets”, sin apenas critica desde la ciudadanía hacia  las distintas mayorías municipales, estas crearon la EMV en el año 2003. Desde el primer plan de vivienda social los planes se orientaron fundamentalmente hacia la venta, reduciendo al mínimo la opción de alquiler. Como consecuencia muchos jóvenes y nuestros hijos, han visto hipotecada su vida en un marco laboral extremadamente precario, agravado con la crisis. Pero fue muy escasa la critica a esta orientación y los padres colaboramos a hipotecar a nuestros hijos.

Pero el síntoma mas grave de descontrol social de la EMV es que la gran mayoría de los habitantes de Rivas desconocían y muchos desconocerán todavía que la EMV no tiene ningún empleado propio, pues toda la actividad de gestión está privatizada. Yo mismo me enteré de esta circunstancia en el año 2011 en las asambleas del 15M de Rivas.

Ahora el informe de la Cámara de Cuentas (CC) nos revela un grado de descontrol tremendo de la EMV respecto al Ayuntamiento, hasta el punto de que a la Cámara no le consta que la Intervención General del Ayto controlara las cuentas de la EMV.

Además la CC informa de que una parcela de la EMV que en el año 2010 era valorada en 20,5 millones € pasó a deteriorar su valor en 11,1 millones € el año siguiente. La revista municipal justifica esa perdida por la caída del precio de las parcelas para oficinas, pero ¿está justificado que en 20 meses pierda un 54% del valor?. La CC lo pone en duda, pues cambió el tasador y dicha pérdida de valor no fue aprobada por el pleno municipal. Hay que tener en cuenta que la perdida supone un deterioro del 11% del total inmovilizado bruto de la EMV en el 2011.

También sabemos por la Cámara que la empresa privada que gestiona la EMV cobra 405 mil € al año, mas el 5,41% del coste de las promociones, incluyendo el valor del suelo. En total 12,7 millones €. Pues bien aunque la revista  municipal insista en que así lo especifica el contrato de la EMV con Habyco XXI, la Cámara de Cuentas, que conoce bien el contrato, considera que el terreno no puedes ser considerado como coste pues se trata de una cesión gratuita del Ayuntamiento, por lo que lo detrae de los honorarios de  Habyco XXI, resultando de ello un sobrecoste para la EMV de 3,74 millones €.

Pues bien ante este panorama de descontrol financiero y sobrecostes de la EMV, tenemos la obligación de avanzar en el control social de la EMV, exigiendo una AUDITORÍA CIUDADANA  de la EMV, desde que se creó. No es suficiente con las Comisiones de investigación formadas por los concejales municipales, los mismos que tenían la obligación de controlar la EMV y algunos de ellos estaban en su Consejo de Administración, ni con nuevas auditorias externas, que ya las ha habido antes sin que apreciaran nada irregular, es necesario hacer llegar la información lo mas próxima posible a la ciudadanía de Rivas con participación de entidades sociales, movimientos asociativos, partidos políticos y a vecinos en general.

No puedo acabar esta carta sin rechazar la forma con que el Sr Alcalde está castigando a quienes dentro de su grupo municipal están actuando para acabar con estas irregularidades (Ana Reboiro  y Pedro del Cura) cuando en última instancia es el responsable político principal de las mismas.

Javier Navascués.
Padre, activista social y militante de Izquierda Anticapitalista

Escrito por en 09/01/2014. Archivado en Cartas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.