1. Facilitando su nombre y dirección válida de e-mail autoriza a Rivas Actual a usarlos para registrarle como usuario/a suscriptor/a de esta revista.

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Curso de Ajedrez a niños afectados de Asperger


Niño aprendiendo una apertura en el Club de Ajedrez

Aprendiendo en el Club de Ajedrez

El Club de Ajedrez Rivas prepara un curso orientado específicamente a niños afectados de Asperger. Comenzará en Octubre de este año y terminará en Mayo de 2012.

El Asperger es un tipo de Autismo que se manifiesta por una carencia del individuo en el campo de las habilidades sociales. Sin embargo, éstos muestran niveles cognitivos normales e incluso, en ciertos dominios de conocimiento, superan a la media.

Objetivos del curso y dinámica de las clases

El objetivo directo es dar a los niños competencias en materia de Ajedrez, aunque indirectamente tendrá beneficios en la vertiente de normalización de sus habilidades sociales, que es realmente el espíritu de nuestro esfuerzo. Las competencias del niño mejorarán en varios ámbitos relacionadas con la memoria y la socialización con otros compañeros, entre otras características.

Las clases estarán adaptadas a las necesidades de este colectivo. Las pautas generales necesarias en la interacción entre alumnos y monitor las vamos a resumir a continuación.

Formación especializada de los monitores

El lenguaje tiene que ser sencillo, pausado, con tonos preferentemente bajos. Es necesario ser conciso y evitar los términos abstractos y dobles sentidos. Se complementará el lenguaje con apoyo visual. Es muy útil utilizar ejemplos que el niño haya vivido con idea de servir de soporte a los nuevos temas que el alumno vaya aprendiendo. Es importante captar la atención del niño antes de explicar un determinado tema.

La actitud del monitor tiene que ser directiva aunque respetuosa con la espontaneidad cuando no es disruptiva. También tiene que ser tranquilizadora y paciente. Las metas que el monitor establezca tienen que ser visibles, procurando motivar al niño de tal manera que sea deseable este objetivo.

La actividad tiene que constituir una rutina. Esto no significa que siempre se haga lo mismo, sino que el niño tiene que apreciar que se sigue siempre una misma liturgia en la clase. Por ejemplo, al comenzar la clase el monitor hace un breve repaso de lo último que se ofreció en la última clase, después presenta lo que se debe aprender en la clase actual, etc.

Estructura del ambiente

En un principio, necesitamos que el ambiente en el que se mueve el niño, sea predecible y ordenado, con el propósito de que entienda y anticipe lo que se le va a pedir y establezca rutinas.

En la clase, cada espacio debe estar asociado a una sola actividad de forma “rígida” (un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio).

  • Dentro de la misma habitación, cada espacio ha de tener una función.
  • Tener en cuenta la colocación del mobiliario en función de la actividad, para minimizar los efectos de la distracción.

El pasado domingo 26 de junio, en el progama de RNE 1 “No es un día cualquiera”, Pepa Fernández habla de este curso.

Pincha aquí para escuchar el audio de la sección del programa: En jaque, por Leontxo García en el programa No es un día cualquiera, de Pepa Fernández

Etiquetas: , , , , , ,
Escrito por en 01/07/2011. Archivado en Ajedrez,Educación,En Rivas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.