ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


‘Supersubmarina’ y la verdad en la carretera


Emilio Ortiz

Emilio Ortiz

Mañana concierto con Los Enemigos en Torrelavega.

En un rato voy a por la furgoneta para preparar el viaje y acabo de leer unas palabras del otro conductor del accidente, Miguel Ángel,  “un panadero” que se encontró de frente el vehículo del grupo Supersubmarina cuando, como todas las mañanas, repartía el pan. El chaval lo primero que ha hecho, con las vértebras machacadas y una pierna rota esperando en su cama que le intervengan quirúrgicamente, “ya han pasado unos días vaya tela”, es interesarse por el estado de la banda hablando con los familiares de ésta.

El conductor del grupo se quedó dormido, que sepamos sólo dormido. Y lo escribo en tono de duda por todo lo que he visto en muchísimas giras:

-Conductores no profesionales

-Conductores bebidos

-Conductores drogados

-Conductores amigos de la banda, (que buen rollito)

-Conductores a quienes la propia banda, Road Manager etc, no les dejan descansar mandándoles en la ciudad del concierto a comprar cositas y terminando el concierto a las tantas de la madrugada, tener que llevarles de marcha teniendo que salir al día siguiente temprano, pues esperan 500 kilómetros de carretera. Y claro, el grupo y el Road van durmiendo. Un largo etc, para un trabajo nada valorado dentro de la producción de un concierto, y es uno de los más importantes, ya que existe el riesgo de perder vidas.

Ir de concierto no es ir de fiesta como muchas bandas, conductores, etc., piensan. Es ir a trabajar. Por lo general una cirujana no se mete en el quirófano, o un secretario en la oficina, con falta de sueño, bebido o puesto hasta arriba de drogas, etc. Tan importante en la cadena de un concierto es el eslabón del micro del cantante como el descanso del conductor. Poco pasa en las carreteras del Rock and Roll.

En algunos puestos de la producción de un concierto puede valer la mediocridad, en la de conductor, ninguna. Sólo cabe la profesionalidad, lo que llevas en las manos no es un volante, son vidas, la propia y la de los demás.

Deseo una pronta recuperación a todos y a seguir Rockanroleando pero con muchísima responsabilidad. El show es para los que van a verlo, los demás estamos currando.

Salud

Emilio Ortiz

No hay etiquetas para este artículo
Escrito por en 23/08/2016. Archivado en 0Ultimas,Colaboraciones. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.