ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Rivas Ecópolis pasa la semifinal del Torneo Alcobendas con un juego pobre y un ajustado marcador


Excesivo relajamiento ha tenido Rivas Ecópolis esta tarde en su partido de semifinal del Torneo Alcobendas, jugado contra el equipo local en el pabellón “Amaya Valdemoro” del polideportivo municipal alcobendeño. Miguel Méndez seguía, obviamente, de ensayo, y aunque planificó una gran variedad de situaciones y jugadas, las jugadoras respondieron sólo a medias. El 68-61 del marcador final no obedece, como puede haber ocurrido en otras ocasiones, a una relajación sólo al final, sino a una constante en casi todo el partido, que llegó al descanso con sólo un punto de ventaja para Rivas.

De hecho, el equipo demostró una excesiva dependencia de Aguilar, Sliskovic y Cruz, con buenas aportaciones de Lizarazu, a la que no le tembló el pulso en el tiro exterior. La base junior es otra de las promesas que parece ir ganando aplomo partido a partido. No se deja casi ningún esfuerzo sin hacer (con pequeñas excepciones, como cuando se quedó protestando al árbitro no haber pitado que la rival había pisado la línea, en lugar de seguirla en la jugada). Por el contrario, Treffers no tuvo su día, algo perdida por la cncha y con muy poca aportacióin en defensa y en ataque, al contrario de los anteriores partidos. Justel mejoró algo su presencia, pero sigue teniendo ese punto de inseguridad, sobre todo en ataque, que le hace fallar ocasiones cantadas. Marta Pérez fue la única canterana que Miguel Méndez se llevó a Alcobendas, y no lo hizo nada mal los minutos que estuvo en cancha.

Así las cosas, el partido, en lo que a Rivas Ecópolis se refiere, dependió excesivamente de una pivot que marcó las diferencias con Alcobendas, como fue Sliskovic. La croata le saca la cabeza a la más alta de las pivot rivales, lo que la hacía prácticamente indefendible cuando ganaba una posición en la pintura. Ella en el interior, Aguilar en el tiro exterior y Cruz rompiendo por velocidad la defensa contraria, como es su estilo, fueron el armazón que mantuvo en pie al equipo.

pero no sin apuros. las alcobendeñas se tomaron muy en serio el último cuarto, en vista de que Rivas no terminaba de abrir brecha en ninguna de las ocasiones que tuvo, y llegaron a ponerse a sólo tres puntos (60-57) a 1:16 del final. De nuevo Sliskovic en los rebotes y la sabiduría de Aguilar se encargaron de matar un partido que terminó con un 68-61 que no se antoja demasiado escaso, sino ajustado a lo visto en la cancha.

Con la victoria del Perfumerías Avenida sobre Las Rozazs por 62-37 en la segunda semifinal del torneo, jugada en el mismo pabellón nada más terminar el partido de Rivas, queda servida una final previsible que claramente va a ser seguida con interés como antesala que va a ser del partido de Supercopa que enfrentará a ambos conjuntos el 9 de octubre, en el pabellón Wurzburg de Salamanca. Mañana, a las 12, en el “Amaya Valdemoro”, los ensayos básicos vana tener que acabarse y comenzar los ensayos “serios”. Perfumerías no es rival con el que se pueda ni deba jugar sin importar el resultado.

Escrito por en 16/09/2011. Archivado en Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.