ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Día Mundial de la Alimentación: qué ironía


La FAO proclamó, en 1979, cada 16 de octubre como Día Mundial de la Alimentación para que el problema alimentario mundial y la  necesidad de luchar contra el hambre, la desnutrición y la pobreza tuvieran una efeméride en el calendario que invitase a reflexionar y  concienciarnos. No parece que haya  servido de mucho cuando, a fecha de 2011, los medios de comunicación y la agenda oficial apenas  han tenido una remota mención a este día, en un momento en que la crisis humanitaria del Cuerno de África bate récords de hambruna  por  minutos.

El Mapa del Hambre en el mundo 2011 –promovido por el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, una iniciativa financiada con  donaciones voluntarias- contabiliza 1.000 millones de personas desnutridas en todo el mundo, una cifra equivalente a las poblaciones de  uropa y América del Norte juntas. Que esto ocurra en pleno siglo XXI me resulta difícilmente catalogable como algo diferente a un  genocidio. Si observamos cómo este problema de magnitud mundial se concreta en la situación de emergencia alimentaria que atraviesa el  Cuerno de África, es fácil reconocer en sus causas los hilos de las dos principales lacras que azotan a la Humanidad y al planeta: la  brecha estructural de la pobreza del Sur y el calentamiento global y sus demoledores efectos sobre los ecosistemas, la producción  agrícola y el acceso al agua. Ninguna de estas dos realidades es una maldición divina. Sus responsables tienen nombre, apellidos y CIF. Así pues, decir Día Mundial de la Alimentación es decir Día Mundial del Hambre (para unos, claro, más que para otros), lo que no deja  de señalar una de esas contradicciones que, siguiendo la máxima berlanguiana, si no dieran miedo, darían risa. Pero no hace ninguna gracia, no. Es espeluznante.

Escrito por en 29/10/2011. Archivado en Opinión. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.