ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Rivas, el primer municipio de la Comunidad en independizarse de las eléctricas


El Ayuntamiento de Rivas presentó el pasado jueves una iniciativa que puso en marcha el pasado mes diciembre para ahorrar costes en la factura eléctrica y conseguir un menor impacto medioambiental. La idea es suprimir al intermediario e ir a comprar la energía directamente a quien la produce: el mercado mayorista y así independizarse de las empresas eléctricas.

Rivas se ha convertido en el primer municipio de la Comunidad de Madrid que apuesta por este nuevo sistema, y gracias a él, se genera un notable ahorro en la factura eléctrica, se facilita un mayor control de lo que se gasta y por tanto una mayor planificación y, sobre todo, el Ayuntamiento alcanza una absoluta autonomía respecto a las decisiones de las compañías eléctricas que siguen decidiendo cómo fluctúa el precio de la luz.

 Y gracias a convertirse en un operador autorizado, el Ayuntamiento ripense ha logrado abastecer las infraestructuras municipales de una forma independiente, consiguiendo , de este modo, convertirse en la primera ciudad de la región, y la tercera de España, en operar como consumidor directo en el mercado de la energía. Torrejón de Ardoz tiene la licencia pero todavía no ha comenzado a comprar, y Avilés y Canfrac (Huesca) ya llevan un tiempo operando. Otros municipios, como Madrid o Zaragoza, han expresado su intención de seguir la senda de Rivas.

 La compra de energía se realiza cada día mediante subasta, adquiriendo la cantidad exacta necesaria para cada jornada. Por ello, el Ayuntamiento ha estudiado las cifras de los consumos globales para realizar una compra precisa. Así, la ciudad ha dado de alta tres grandes suministros que proveen al edificio de Servicios Administrativos, a la escuela infantil municipal Rayuela, la Casa Oikos, el polideportivo Cerro del Telégrafo, el auditorio Pilar Bardem, el recinto multifuncional, el edificio de Alcaldía y el polideportivo Parque del Sureste.   

 Este nuevo modelo se basa en la adquisición de energía por medio de una empresa especializada (con sede en Rivas), encargada de comprarla en el mercado mayorista y facturarla al Consistorio que es el operador autorizado. La compra de electricidad por este sistema prevé un ahorro estimado del 20%. Dado que el gasto anual de electricidad se eleva a 2.200.000 euros, el ahorro previsto en la factura superaría la cantidad de 400.000 euros, un 20% del total.

 Además, el Ayuntamiento dispone de 280 puntos de suministro por toda la ciudad entre edificios municipales, fuentes o alumbrado público, a parte de las tres zonas en las que ya funciona la compra directa de energía, el Consistorio prevé suministrar a los 277 puntos restantes a lo largo de 2018.

MUCHAS  VENTAJAS

Según la concejala de Hacienda, Sira Rego: “Hasta ahora, las eléctricas no nos daban la factura detallada. Este nuevo sistema es más eficiente porque se controlan con precisión y de forma exhaustiva todos los consumos en cada punto de luz. Así somos más conscientes del gasto y podemos ajustar cualquier desfase que detectemos en la potencia contratada, con el consiguiente ahorro económico”.

Además, el erario público se ahorra los costes operativos y el margen de beneficio que obtienen las empresas comercializadoras que ostentan el oligopolio eléctrico y son responsables de los precios abusivos de la electricidad en España, según cuenta la edil: “Abrimos así un cauce para que más municipios se sumen a la posibilidad de avanzar en su soberanía energética”.

 

 

Escrito por en 09/02/2018. Archivado en 0Ultimas,Economía/Trabajo/Formación,En Rivas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.