ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


¿Te quieres casar en Rivas?


Según informan desde el ayuntamiento, cada vez mayor el número de ripenses que eligen el Ayuntamiento de Rivas para celebrar su matrimonio. La sala Pedro Zerolo suele ser el lugar habitual de celebración de las ceremonias civiles, siendo estas más celebradas que las religiosas. Además, el Ayuntamiento de Rivas ha sido pionero en celebrar bodas entre personas del mismo sexo desde que se permitió legalmente en 2005.

Trámites sencillos, poca burocracia y un trato muy cercano, son algunos de los motivos que hacen cada vez sea mayor el número de ripenses que eligen el Ayuntamiento de Rivas para celebrar su matrimonio. “Nos hemos sentido muy a gusto haciendo los trámites porque nos transmitían que estaban contentos de que nos casáramos aquí, y el concejal nos lo ha puesto muy fácil”, reconocían algunos novios recientemente.

Para celebrar una boda se establece un procedimiento formal que consiste en la lectura de los artículos 66, 67 y 68 del Código Civil, la manifestación de contraer matrimonio por ambos cónyuges, la declaración de la unión y la firma del acta matrimonial por el alcalde o edil, contrayentes y testigos. Sin embargo, en Rivas, el personal político que oficia estos actos evita que sea un acto rutinario o frío centrado sólo en la rúbrica que sella la unión.

Los ritos de las velas o de la arena, leer poemas o pasajes de textos que hablen de amor y respeto, de Jorge Bucay, Defreds o Miguel Gane, o lecturas legales haciendo hincapié el algunos artículo del Código Civil, hacen más cálidas las ceremonias que en Rivas realizan por ejemplo, José Alfaro, concejal de Educación y Barrio Oeste o Carla de Nicolás Castro, concejala delegada de Recursos Humanos, que asegura que: “A mí me encanta celebrar bodas e intento que todo el mundo esté cómodo porque es un momento que van a recordar toda su vida. Estoy encantada de formar parte. Gestiono una concejalía compleja, con sus días buenos y no tan buenos. En cambio, en las bodas todo son momentos felices y positivos. La de Gabriela y Carla se me quedará siempre en el recuerdo porque hubo contratiempos y sorpresas como que la boda se retransmitiera por Skype a Bolivia, de donde es Gabriela, o que llegaran en una limusina llena de flores”.

MÁS DE 1.500 CEREMONIAS

A sus 34 años, y desde 2017 en el equipo de Gobierno Local, Carla de Nicolás no ha tenido demasiado tiempo de oficiar bodas, pero ya alcanza aproximadamente las 40 oficiadas”.

Pero muy lejos aún de quien fuera apodado como “el casamentero oficial de Rivas”, Raúl Sánchez Herranz, que cuenta: “Fui concejal durante 16 años, hasta hace tres, cuando me jubilé, y estuve casando todo ese tiempo. Celebré más de 1.500 bodas. Lo vivía como una afición. Dentro del trabajo de edil es en el que siempre quedabas bien y todo el mundo se iba contento. Hacía todo lo posible para que ese día se les quedara grabado a los recién casados y lo recordaran siempre. A algunos les tenía que empujar un poquito por los nervios para que dijeran el ‘Sí, quiero’ bien alto hasta que se oyera en la última fila. O les recibía con música. A veces era la marcha nupcial y otras, Serrat, Víctor Manuel o Miguel Ríos. También les leía poemas de Mario Benedetti, Lope de Vega o Pablo Neruda”.

Entre las innumerables bodas que ha realizado, al exconcejal se le han quedado en la memoria para siempre unas cuantas: “En la primera que hice me pasó algo muy divertido porque se me acercó un señor con traje y unos 60 años, le pregunté si era el padrino y me contestó: ‘No, el padrino es mi hijo, yo soy el novio’. Me quedé un poco cortado. En otra, vino toda la familia vestida de judocas y yo les dije que me lo podían haber dicho para haberme disfrazado también. Especialmente emotiva fue en la que uní a una mujer [transexual] que se casó con un hombre homosexual. Montaron una gran fiesta y todos acabamos llorando. También recuerdo una en la que un invitado hizo una broma levantándose y diciendo que tenía algo en contra de la ceremonia. Era sólo una broma, pero hubo 15 segundos de mucha tensión. Quizás una de las más divertidas fue otra en la que tanto las personas invitadas como la novia y el novio se pasaron todo el acto ejecutando una coreografía y cantando, excepto en el ‘Sí, quiero'”.

TRES LUGARES

En Rivas, las bodas se pueden celebrar en tres lugares: la Sala Pedro Zerolo del Edificio de Servicios Administrativos del Ayuntamiento (planta -1), en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial o en el Juzgado de Paz. Sin embargo, existe un requisito indispensable previo para celebrar ese acto: tramitar el expediente matrimonial.

Un documento que según cuenta Manuel Lareu Lamas, letrado del Juzgado de Paz de Rivas, es imprescindible porque recoge que todo está en orden legalmente para poder firmar posteriormente e incluye, entre otros documentos, el certificado de nacimiento o de empadronamiento o actas de divorcio.

Además, este expediente es revisado por el fiscal y si todo está correcto se puede contraer matrimonio en cualquier lugar de España. También es importante subrayar que este expediente de tramitación lo tienen que hacer en el Juzgado de Paz del municipio donde están empadronados los contrayentes.

CASI 2.400 PAREJAS

En cuanto a más estadísticas, un total 2.390 parejas han formalizado su unión en uno de los dos espacios habilitados por el Ayuntamiento (Sala Pedro Zerolo y Salón de Plenos) para la celebración de matrimonios civiles desde 2003 a junio de 2018. Para el período julio a diciembre se prevén otros 120.

INFORMACIÓN ÚTIL SOBRE TRÁMITES

El matrimonio civil se celebra en la Sala Pedro Zerolo del Edificio de Servicios Administrativos del Ayuntamiento (plaza de la Constitución, 1) o en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial (plaza 19 de abril, s/n).

Fechas y horarios de celebraciones

Viernes: 12.30, 13.00 y 13.30. Tardes: 17.30, 18.00 y 18.30.
Sábados: 12.30, 13.00 y 13.30.

Requisitos previos

Tramitar el expediente matrimonial.
Las personas empadronadas en el municipio deben tramitarlo en el Juzgado de Paz de Rivas Vaciamadrid (plaza 19 de abril, s/n). Las no empadronadas deberán trasladarlo a este juzgado una vez finalizada la tramitación en su municipio.

Forma de tramitación

Acudir presencialmente para la reserva de la sala al servicio municipal de matrimonios civiles, en el Edificio de Alcaldía,
planta baja. Plaza de la Constitución, 1.
De 9.00 a 14.00, de lunes a viernes.

Documentación a aportar

Fotocopia de los documentos de identidad, pasaporte o permiso de residencia de las personas contrayentes y de los dos testigos.
Entrega del impreso para el pago de tasas: con el empadronamiento en Rivas con una antigüedad de seis meses, 90 euros (viernes) y 120 euros (sábados). No empadronados: 300 euros (viernes) y 400 euros (sábados).

Normas de utilización de las instalaciones municipales

Las personas contrayentes podrán personalizar parte de la celebración previo aviso al concejal o concejala: lecturas, música (tendrán que llevar su propio equipo), intercambio de alianzas o decoración de la sala (las flores no se podrán poner hasta unos minutos antes de la celebración y deberán retirarse una vez terminada la ceremonia. Quedar rigurosamente prohibido arrojar arroz, confeti o similares dentro del edificio municipal).

Para más información sobre la celebración de bodas civiles: en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid se puede contactar con personal administrativo en la plaza de la Constitución, 1, Edificio de Tenencia de Alcaldía, planta baja. Teléfono 91 660 27 00.

Escrito por en 16/08/2018. Archivado en 0Destacadas,0Ultimas,En Rivas,Gente. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.