ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Nos retiramos de Google +


Hoy mismo hemos eliminado nuestro perfil de Google+ como Rivas Actual. La razón de ello es que hemos recibido un correo automático de esa red social en la que se nos conmina a cambiar nuestro perfil porque el nombre con el que lo identificamos en su día (Rivas Actual) “no cumple la Política de nombres de Google+”.

Somos conscientes de que, en el actual estado de cosas, Google tiene derecho a establecer las políticas que considere adecuadas para establecer quiénes pueden y quiénes no pueden tener un perfil en una de sus aplicaciones. Sin embargo, más allá de los derechos mercantiles están lo que podríamos definir como ‘derechos razonables’. Establecer que una revista no puede tener un perfil en una red social porque el nombre que se ha puesto en ella no se corresponde con una persona física es negar, en la práctica, la capacidad de una entidad de unas características tan pecualiares como son las de una revista, de dirigirse libremente a una comunidad de lectores. En la esencia del asunto, Rivas Actual no engaña a nadie usando su nombre, porque realmente la revista no es una sola persona. No tiene, por tanto, por qué definirse como tal.

Sabemos (y Google así lo advierte) que existe una modalidad (la llamada ‘página de Google +’) destinada a las empresas y entidades en general. Aparte de que no le vemos las mismas funcionalidades que tiene el perfil ‘normal’, lo cierto es que la mera distinción provoca una mirada distinta sobre lo que decimos. Y lo que decimos no es en absoluto diferente de lo que está en nuestra propia página web. De hecho, el 99% de las aportaciones que hacemos a Google + consisten, al igual que hacemos en Facebook, Twitter y otras redes, en poner los titulares de las noticias que publicamos al alcance de más gente. Ni más ni menos. Habrá quien crea que deberíamos aportar algo más, pero también habrá quien piense que es demasiado.

Lo cierto es que, más allá de formulismos y planteamientos legales más o menos enrevesados, Rivas Actual no ha dado pie a que nadie se engañe respecto a la naturaleza de su perfil (nos hemos identificado como una publicación local de Rivas). Es por ello que no entendemos una política de nombres, o de cualquier otra cosa, que permite y fomenta que un perfil que cumple ese requisito (no engañar a nadie) sea conminado a cambiarse o a ser eliminado. No nos gustan las redes sociales que por cuestiones meramente formales impiden la expresión abierta de un medio de comunicación en un entorno por definición amplio y abierto.

Quienes incumplen en determinados momentos y por intereses bien poco sociales aquellos principios que en su momento dijeron defender, como ocurrió con la aceptación por parte de Google de la imposición del gobierno chino de limitar el acceso a las redes de las y los ciudadanos de aquel país, tienen poca autoridad moral para definir políticas estrictas de participación en esas mismas redes sociales.

Escrito por en 27/12/2011. Archivado en Editorial. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.