La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


El Ayuntamiento de Madrid realiza un estudio epidemiológico y ambiental de la incineradora de Valdemingómez


Según informa la plataforma Rivas Aire Limpio en un comunicado, el pasado viernes 11 de enero el Ayuntamiento de Madrid hizo una presentación del estudio epidemiológico y ambiental que ha llevado a cabo sobre los efectos de la Incineradora de Valdemingómez.

El estudio es un trabajo de Salud Madrid y otros departamentos municipales, con el apoyo del Instituto Carlos III y al no ser un estudio realizado por la Comunidad de Madrid, no incluye a Rivas, ni a ninguna población distinta a la capital, pero presenta estudios de mortalidad a distancias de hasta 5 y 8 km, en relación con los límites del Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV), entre los años 2010 y 2014.

Desde Rivas Aire Limpio informan que según arroja el estudio, en menos de 5 km, retirando a la población más precaria, no hay evidencias de mayor mortalidad que en población madrileña más alejada del PTV. La población incluida serían unas 75.000 personas (unas 25.000 del Ensanche de Vallecas) pero no se ha podido incluir el tiempo de exposición a las emisiones del PTV, de modo que según cuentan desde la Asociación ripense, no se distingue entre las personas habitantes en la zona desde la puesta en marcha de la incineradora, el año 1995 y otras poblaciones, como las del Ensanche de Vallecas, que son muy posteriores. Entre 5 y 8 km hay algún aumento de la mortalidad en algunas patologías, en relación con áreas más alejadas del PTV.

El comunicado de Rivas Aire Limpio continúa diciendo que los estudios sobre morbilidad (enfermedades) no se han podido realizar pues no se puede precisar la ubicación geográfica de las personas por la falta de participación de la Comunidad de Madrid, y se ha realizado un estudio ecológico de las emisiones e inmisiones (medición de contaminantes fuera de la incineradora), utilizando los datos acumulados de las mediciones pasadas y tres nuevas estaciones de medición de inmisiones en zonas próximas (Ensanche por ejemplo) y una para contraste en zonas alejadas (Calle Montesa). Las mediciones de inmisiones no dan valores superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud, sin embargo si dan resultados superiores (3 veces) de dioxinas y furanos a los de la estación alejada del PTV.

Para finalizar, desde Rivas Aire Limpio hacen una valoración general del estudio:

“Sería la de considerarlo un primer intento serio de mejorar el control de la actividad de la incineradora, en sus efectos sobre la salud humana, pero que no permite sacar conclusiones definitivas, por sus importantes carencias: poblaciones excluidas, incapacidad de distinguir entre poblaciones con plazos diferentes de exposición, no inclusión de la morbilidad. Carencias, que en el estudio ambiental, serían la falta de más controles como: mediciones de los contaminantes en los suelos, efectos sobre la fauna, nuevas mediciones de las emisiones de la incineradora con controles ajenos a la empresa explotadora. No obstante consideramos que es un buen comienzo, que debe tener continuidad y que permite la participación social.

Rivas Aire Limpio hará llegar estas carencias al Ayuntamiento de Madrid, reitera al gobierno de la Comunidad de Madrid para que realice el estudio epidemiológico que aprobó la Asamblea de Madrid en fecha 31 de octubre de 2017 y al Ayuntamiento de Rivas para que haga lo necesario para incluir a la población de Rivas Vaciamadrid en todos los estudios anteriormente considerados”.

Escrito por en 14/01/2019. Archivado en 0Ultimas,Ecología,En Rivas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.