ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


El Pleno municipal aprueba el Plan de Ajuste decretado por el Gobierno Rajoy


La medida, exigida por el Gobierno Central en el Decreto Ley 4/2012 del 24 de febrero, supone un recorte drástico de los gastos y una búsqueda de nuevas fuentes de ingresos.

Esta mañana el Pleno Municipal de Rivas ha aprobado (con los votos a favor de IU, la abstención del PP y Grupo Mixto, y en contra PSOE) el Plan de Ajuste impuesto por el Gobierno de la nación a todos los ayuntamientos y comunidades autónomas. En el mismo se recogen una serie de medidas que persiguen recortar los gastos y aumentar los ingresos como vía para equilibrar las cuentas municipales. De este modo se hace frente a las exigencias marcadas por el Real Decreto Ley 4/2012, el pasado 24 de febrero, presentado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y refrendado en el Congreso con los votos, entre otros, de los dos partidos mayoritarios (PP y PSOE).

“El Plan Municipal de Ajuste presentado esta mañana propone recuperar el equilibrio presupuestario de aquí a 2015 sin renunciar a nuestros principios de mantenimiento de la prestación y la calidad de los servicios públicos”, ha señalado Ana Mª Reboiro, edil de Hacienda. El Gobierno ripense adopta medidas férreas de control y reducción del gasto que vienen a completar las que ya se estaban tomando desde 2009, año en el que se adoptó el Plan de Saneamiento. Dicho plan, que contemplaba la disminución del personal de confianza, la reducción de sueldos a cargos electos y directivos, así como el recorte en la asignación de los grupos políticos, supuso un ahorro de 500.000 euros. En el comienzo de la actual legislatura, el nuevo Ejecutivo local (con mayoría absoluta de IU) redujo a la mitad las áreas de Gobierno, así como el número de cargos electos con dedicación exclusiva. Los cargos de libre designación pasaron de 28 a 15. El resultado de estas medidas fue un ahorro de medio millón de euros en 2011 y de 900.000 euros en 2012.

Otras disposiciones que se han tomado en esta oportunidad implican la rescisión de los contratos con más de la mitad de las asistencias técnicas externas, la reducción, en un 20%, del dinero en concepto de prestación de servicios de las empresas que todavía permanecen; el adelgazamiento de buena parte de las partidas presupuestarias de todas las Concejalías (excepto las que tenían que ver con servicios públicos fundamentales) y la rebaja de un 6% de la cantidad presupuestada en concepto de capítulo 1 (para el personal del Ayuntamiento) y del 6’5% en la empresa pública de servicios, Rivamadrid, de aquí a 2015 y en tres fases.

A este respecto, la concejala de Hacienda ha insistido en que “la reducción que se acomete en el capítulo 1 (personal) se da aquí porque en esta ciudad quien limpian las calles, recogen la basura y cuidan los jardines es personal de una empresa (Rivamadrid) con capital cien por cien público. En la mayoría de las localidades de nuestra región tendrán que recortar en otro capítulo porque allí estos servicios fundamentales están privatizados”.

En este último caso, las decisiones sobre las medidas que se tomarán para lograr dicho ahorro se consensuarán en el marco de la negociación colectiva con los sindicatos. Además, en este paquete de medidas se integrará la aplicación de la normativa estatal de aumento de jornada laboral, que pasará de 35 a 37 horas y media en todas las administraciones locales y regionales. Este cambio se hará efectivo tras la más que previsible decisión del Consejo de Ministros del próximo viernes que aprobará la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado

Nuevas fuentes de ingresos

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid se ve obligado a buscar nuevas fuentes de ingresos con las que ir sustentando el balance presupuestario. Las medidas decididas se pondrán en práctica a partir del 1 de enero de 2013. Entre ellas está el incremento de la tasa de vados (6 euros por unidad) y la de ecotasa, por recogida de basuras que aumentará en 10 euros de media por vivienda y que viene provocada por el aumento de los costes por recogida y tratamiento de los residuos sólidos urbanos vinculado al encarecimiento del precio que hay que pagar por el uso de vertederos.

También se ha previsto la creación de una nueva tasa por la prestación de servicios de control de animales domésticos, con la que se buscará financiar en parte unos gastos (pago de bolsas de excrementos, mantenimiento de los parques caninos, entre otros) que son generados por una parte de la población.ç

“Nos hemos visto obligados a tomar medidas difíciles dentro de este Plan de Ajuste. Pero no es menos cierto que si no lo hace el gobierno que presido lo hará el ministro Montoro. Y os aseguro que lo hará con criterios muy diferentes a los nuestros”, ha dicho José Masa dirigiéndose a las personas asistentes a un Pleno en el que el regidor ripense también ha reivindicado ante la Administración Central una mejor y mayor financiación de las administraciones que están más cerca de los problemas de la ciudadanía.

El Alcalde atribuye la responsabilidad del ajuste a PP y PSOE

El alcalde de Rivas, en su intervención de esta mañana ha responsabilizado a PSOE y PP de las medidas que ahora se ve obligado a adoptar: “fueron los partidos mayoritarios los que votaron en el Congreso las medidas que al final nos han obligado a ejecutar este Plan de Ajuste y eso lo deben saber nuestros vecinos y vecinas”. José Masa también insistió que el Consistorio ripense va a poner en marcha este Plan por imperativo legal, por responsabilidad y con la intención de hacer frente a los pagos de las deudas que tenían con el Ayuntamiento sus proveedores.

En este sentido, el 15 de marzo, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid presentó ante el Ministerio de Hacienda, junto a más de 5.000 municipios españoles, la información que documenta la deuda pendiente con diferentes proveedores. El Consistorio cumplió así con los requisitos exigidos desde el plan elaborado por el Gobierno del Estado para afrontar el pago de la deuda de las entidades locales. La deuda global del Consistorio y sus empresas públicas es de 31,3 millones de euros de los cuales 13,5 millones (el 43% del total) corresponden a la descontaminación del antiguo vertedero de Madrid. La cuenta pendiente con las pequeñas y medianas empresas (PYMES), cooperativas y autónomos locales se cifra en 5 millones de euros y corresponde a 2011.

Las facturas pendientes del Ayuntamiento alcanzan los 25.073.810 millones de euros. A estas hay que añadir  los 315.903 euros de la empresa de servicios Rivamadrid y los 5.989.269 euros de deuda de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV de Rivas). En este último caso corresponden a la cantidad que se retiene a las empresas constructoras de los dos últimos planes municipales de vivienda (cuarto y quinto), ejecutados entre 2007 y 2011, y que tiene como destino la realización de las reparaciones habituales que surgen en los pisos recién entregados.

Otra cantidad relevante (1 millón de euros) se adeuda a la empresa TFM (Transportes Ferroviarios de Madrid) que es la que gestiona la línea 9 de metro. La Comunidad de Madrid impuso al Ayuntamiento de Rivas una aportación de 2 millones de euros, de los que ya se ha pagado la mitad, como condición para dar el visto bueno a la construcción de la tercera estación del municipio que fue inaugurado en 2008. Hay que recordar que el Consistorio ripense había cedido gratuitamente y con anterioridad el suelo en el que se construyó la estación de metro y el aparcamiento.

Dentro del plan elaborado por el Gobierno, los ayuntamientos tendrán un plazo de diez años, con dos de carencia, para devolver a los bancos el dinero que las entidades financieras van a adelantar para el pago de las deudas. Por ello, los gobiernos locales tendrán que proporcionar al Ejecutivo central un plan de ajuste con el que retomar un equilibrio económico y presupuestario.

Por su parte, al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid le adeudan otras administraciones (Comunidad de Madrid y Gobierno central) una cantidad superior a 16 millones de euros, lo que supone más de la mitad de la deuda municipal. La mayor parte de esta cifra corresponde a lo que tenía que recibir Rivas por la urbanización del barrio de La Luna y por la subvención ligada al último plan municipal de viviendas en alquiler.

Protestas de trabajadores de Rivamadrid

Por otro lado, a la sesión plenaria del Ayuntamiento acudió un grupo de trabajadores de Rivamadrid, que protestaban por los “recortes” en la empresa pública ripense de limpieza y mantenimiento de jardines. Los trabajadores se oponen a las medidas de contención salarial anunciadas por el Ayuntamiento y reivindican un “salario digno” y que “el Plan de Ajuste no se convierta en despidos”. Fuentes de la concejalía competente aseguraron recientemente a RIVAS ACTUAL que las medidas aplicadas consisten “fundamentalmente en aumentos de productividad sin compensación salarial” y que se proponen “como alternativa a los despidos, en un momento en que la situación impuesta por el Gobierno y los mercados hace aumentar el paro vertiginosamente”.

 

No hay etiquetas para este artículo
Escrito por en 27/03/2012. Archivado en Sin categoría. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.