ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Delegados de la mancomunidad de Covibar apoyan a Luis Areste ante la amenaza de su expulsión de la cooperativa


La amenaza de expulsión de la cooperativa Covibar sobre Luis Areste, presidente de la mayor mancomunidad de vecinos de ese barrio ripense, ha movilizado a los delegados de la misma, que han emitido un comunicado de apoyo al amenazado. Areste es socio de Covibar y miembro de su mancomunidad desde hace 27 años, y presidente de la misma desde hace nueve.

El procedimiento de expulsiones múltiples de socios iniciado hace unos meses por el actual Consejo Rector de la cooperativa Covibar ha recogido el rechazo de delegados de la mancomunidad de Covibar, de la que Areste es presidente. Hoy se ha hecho público un comunicado firmado por ese consejo de delegados, expresando su “apoyo y confianza” en su presidente y expresando su certeza de que la mayoría de socios que se reunirán en la Asamblea General de la cooperativa, el próximo 17 de junio, “rectificarán la decisión de la Junta Rectora [de expulsar a Areste] que consideramos absolutamente injusta e improcedente”. El comunicado añade que, en todo caso, la mancomunidad es una entidad independiente de la cooperativa y que, por tanto, sea cual sea la decisión adoptada en esa Asamblea General, “no tiene ninguna influencia en esta Mancomunidad y por lo tanto seguirá siendo su Presidente, cargo para el que fue reelegido por los vecinos recientemente”.

El barrio de Covibar, construido a mediados de la década de 1980, aglutinó en su primera mancomunidad de vecinos a los propietarios de viviendas, fueran o no socios de la cooperativa, entregadas en las tres primeras fases del proyecto urbanístico. Abarca las zonas en torno a la conocida como Plaza de las Ranas, la plaza de Pau Casals y la zona hasta hace poco incluida en el término municipal de Madrid y que pasó a ser de Rivas hace sólo unos años. La mancomunidad, llamada de Covibar, no es la única existente en el barrio, ya que existen otras ocho, creadas en momentos posteriores a la primera, pero sí es la mayor de todas, aglutinando un total de 2.105 viviendas, aproximadamente un 50% del total de Covibar.

Luis Areste ha declarado a Rivas Actual que el proceso de expulsión “no me afecta a mí solo, sino a un total de 30 socios de la cooperativa que, de manera totalmente injustificada, hemos sido amenazados con este procedimiento”. Areste forma parte, junto a la mayoría de amenazados de expulsión, de la asociación Amigos de Covibar, recientemente creada con la intención de “poder canalizar un movimiento de recuperación de la concordia en el barrio”, según afirma el presidente de la Mancomunidad de Covibar, y para “conseguir que cesen las prácticas antidemocráticas y de mala administración del actual consejo Rector”, a las que considera “intolerables”. Areste recuerda que “como presidente de la Mancomunidad de Covibar, he tenido relación con anteriores juntas rectoras de la cooperativa en las que no todo ha sido entendimiento, llegando en varias ocasiones a tener serias diferencias con ellas; pero la relación siempre ha sido democrática y dialogante, no como ahora”.

Rivas Actual ha podido tener acceso a notificaciones enviadas por el Consejo Rector de la cooperativa a socios de la misma a quienes se comunica la apertura del expediente de expulsión, pudiéndose observar en ellas de forma reiterada la ausencia de motivación del expediente, algo que, se dice, “se notificará posteriormente”.

 



No hay etiquetas para este artículo
Escrito por en 30/05/2012. Archivado en Sin categoría. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.