ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


España no puede con Suecia en el Pre-europeo de baloncesto femenino


España perdió ayer en su partido contra Suecia (73-79) jugado en el Polideportivo de Alcobendas dentro de la fase de clasificación para el Campeonato de Europa de selecciones que se jugará el próximo año en Francia. Las de Lucas Mondelo hicieron un partido muy pobre en defensa durante los tres primeros cuartos y anduvieron muy imprecisas en el tiro, lo que les valió ir prácticamente todo el partido por detrás en el marcador para acabar cediendo la primera plaza del grupo a las suecas.

El equipo liderado por Andersson, una jugadora que ayer se mostró intratable en el tiro entre los 5 y los 7 metros, le ha tomado la medida al español, como demostró ayer ganando el partido en que ambos conjuntos se jugaban la primera plaza del grupo en el Pre-europeo clasificatorio para Francia 2013. Ya le había ganado en la primera vuelta y a punto estuvo de hacerlo en el torneo amistoso jugado semanas antes en Lituania. No era, pues, una sorpresa para las españolas.

Sin embargo, el equipo de Lucas Mondelo salió a la cancha extraordinariamente relajado. Desde fuera daba la impresión de que tenían asumida su capacidad innata para ganar a Suecia cuando quisieran, no de otra manera podía interpretarse la relativa desgana con que se fijaron los marcajes y el metro de distancia que les daban a las suecas a la hora de tirar. Si al principio esa relajación pudo ser disculpable, el demoledor acierto de las suecas debería haber disparado las alarmas y hecho reaccionar a un equipo que exhibió numerosos y clamorosos desajustes defensivos. Un ejemplo, quizás el más revelador: en dos ocasiones casi seguidas, ya en el tercer cuarto, en sendos saques de fondo de las suecas bajo el aro español, la jugadora que sacaba encontró el mismo inmenso agujero vacío… justo debajo de la canasta, con todas las españolas agolpadas inexplicablemente en un lateral de la zona. En la primera ocasión fallaron y en la segunda metieron una canasta de las que duelen.

El marcador reflejó una ventaja sueca desde el comienzo y las cosas no cambiaron prácticamente nunca. Si durante el primer cuarto aún se mantuvieron las diferencias en niveles aceptables (nunca más allá de tres puntos), en el segundo aumentaron un poco, hasta instalarse en los 5-7 puntos, para irse al descanso con un 37-44 en el marcador.

El vestuario no surtió el efecto regenrador que en muchas ocasiones tiene en momentos difíciles. A pesar de un leve repunte de la actitud defensiva en el tercer cuarto, los despistes y las bajadas de tensión con tinuaron, como en el caso narrado más arriba. La cosa se puso enormemente preocupante cuando el luminoso llegó a señalar unos alarmantes 14 puntos de ventaja para las suecas, momento en que el equipo español pareció creer a pies juntillas en la posibilidad de no ser primero de su grupo. El periodo terminó con un 52-60 en el marcador y una evidente preocupación no sólo del equipo, sino también de una afición que llenó las gradas del pabellón ‘Amaya Valdemoro’ con unas 2.500 personas, muy frías durante casi todo el encuentro pero muy apasionadas en el último cuarto, cuando también ellas vieron que se necesitaba cualquier apoyo para superar la prueba.

El último cuarto demostró algo que tiene, curiosamente, un sabor amargo: el equipo español puede ganar al sueco en 8 de cada 10 ocasiones… siempre y cuando esté firmemente decidido a ello. Todas las jugadoras que rotaron en este cuarto pusieron el empeño necesario en defender y el resultado fue varias pérdidas de balón de las suecas y contrataques fulminantes de España, que encandilaron a la grada, como lo hicieron un par de tapones de Sancho Lyttle, muy desganada en defensa  e imprecisa en ataque pero que también tuvo su subidón de adrenalina en el último periodo.

Al final no pudo ser, no obstante, y lo que se perdió en los tres primeros cuartos no pudo recuperarse en el último, quedando el marcador en ese 73-79 del final. Las suecas pudieron celebrar con gran júbilo la conquista de la primera plaza del grupo y se van para casa con la tranquilidad de haber hecho posiblemente uno de los mejores partidos de su vida. España, por su parte, depende de sí misma para mantener la segunda plaza a la que se vio relegada ayer, ya que con ganar los dos próximos encuentros (contra Alemania en la cancha de las germanas, y contra Rumanía en el pabellón de la Ciudad Deportiva Príncipe Felipe, de Arganda, el próximo miércoles), habrá conseguido la clasificación para el Europeo de Francia.

Las jugadoras, disgustadas

No tenía nadie del equipo español cara de muchos amigos al finalizar el encuentro. El entrenador, desde luego, no la tenía, pero tampoco las jugadoras, que asumieron con gesto de mucha seriedad el resultado adverso.

Laura Nicholls reconocía a RIVAS ACTUAL al finalizar el partido que la derrota “ha sido un golpe duro” y explicaba que en el último cuarto el equipo había mostrado su verdadero potencial y que, de haber jugado igual el resto del partido, “probablemente la victoria habría sido nuestra”, en una valiente muestra de sinceridad y buen criterio. No quiso mojarse respecto a la garantía de mantener la segunda plaza y, por tanto, la clasificación, ya que “hay que ir paso a paso y primero está Alemania y después hay que esperar al partido de Arganda para ver qué ocurre”. Nicholls agradeció a la afición que hubiera llenado el pabellón así como los ánimos recibidos, aunque recordó que las jugadoras necesitan ese apoyo “todo el tiempo y no sólo los cinco últimos minutos”.

Anna Cruz y Laura Nicholls, las dos jugadoras del Rivas Ecópolis en la selección, hicieron un partido posiblemente un punto mejor que la media de sus compañeras en el aspecto del esfuerzo defensivo, si bien se igualaron más al resto en lo poco afortunado del ataque, tanto en tiro como bajo canasta.

Video entrevista a Laura Nicholls tras el partido

Galería de fotos

No hay etiquetas para este artículo
Escrito por en 05/07/2012. Archivado en Sin categoría. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.