ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Rivas cambia Valdemingómez por Alcalá


El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha tomado la decisión de dejar de verter los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) que genera la ciudad en el Parque Tecnológico de Valdemingómez, propiedad del Ayuntamiento de Madrid.  Así, los 14 vehículos de Rivamadrid, empresa municipal de servicios que realizan esta labor, se van a desplazar desde hoy jueves al vertedero de Alcalá de Henares que es con el que trabajan la mayoría de los municipios del sureste de la región.

El precio del vertido pasa de los 28,93 €/tonelada o fracción de tonelada que se abonaban al Ayuntamiento de Madrid por verter en Valdemingómez a los 12.5 €/tonelada que se pagarán en el de Alcalá de Henares. “El ahorro en concepto de tasa de eliminación en vertedero es muy significativo y esta es una de las razones que nos han llevado a cambiar una práctica de muchos años”, ha señalado Fernández, quien reconoce que en el coste total hay que tener en cuenta que los desplazamientos a la nueva instalación, que depende de la mancomunidad este de municipios, van a suponer un mayor gasto de gasóleo para los camiones de Rivamadrid.

La ciudad de Rivas produjo en 2011, tal y como lo registra la memoria de la empresa municipal del año pasado, 26.000 toneladas de RSU. También se señala en este documento que el alto grado de reciclaje que se consigue por el compromiso de su ciudadanía con el medio ambiente facilita que la cantidad de basura que se debe llevar a vertedero sea mucho menor de lo que le correspondería a Rivas de acuerdo a la población que tiene. A Valdemingómez no se lleva papel, cartón, envases de plástico, la mayoría de los restos vegetales y de la madera y el vidrio.

Esta decisión se produce después de que se rompieran las negociaciones que Rivas mantenía desde hace meses con responsables del Área de Medio Ambiente que dirige Luis De Guindos. Las conversaciones, que han estado encabezadas por Fausto Fernández, presidente de Rivamadrid y concejal del Área Ciudad Sostenible de Rivas, pretendían conseguir que el Ayuntamiento de Madrid asumiera en concepto de pago por el vertido de Rivas en Valdemingómez la enorme deuda histórica, económica y ambiental, que tiene la capital con nuestra ciudad.

Durante once años, entre 1967 y 1978, se estuvieron trayendo a Rivas, de forma incontrolada, millones de toneladas de basuras procedentes de Madrid. El resultado fue el vertedero de Autocampo, ubicado en Rivas Centro, que fue descontaminado y convertido en un inmenso parque con un Auditorio al aire libre, que se inauguró en septiembre 2009. Atrás quedaba la limpieza de 38 hectáreas que contenían 8 millones de toneladas de residuos. El coste total de la operación fue de 50 millones de euros que asumió el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid en su totalidad.

Escrito por en 02/12/2012. Archivado en Ecología,En Rivas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.