ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Rivas Ecópolis pierde inmerecidamente la Liga en Salamanca con el tiempo acabado


Una extraña y muy polémica decisión arbitral concedió una falta con tiros libres sobre Le Coe Willingham cuando el tiempo se había agotado ya y Rivas Ecópolis superaba por un punto a Perfumerías Avenida en el marcador. El equipo ripense habia ido mandando en el luminoso desde el primer minuto en un magistral partido de fuerza y sangre fría. El resultado final fue de 67-66 y con ello el equipo salmantino se hacía con el título de Liga. Anna Cruz se lesionó un tobillo y no pudo jugar en toda la segunda mitad.

Video entrevista a Miguel Méndez
Galería de fotos

Tras una larga deliberación con la mesa, los árbitros decidieron interpretar que la falta sobre Willingham, muy dudosa en todo caso, se había producido justo antes de que el reloj descontase el último segundo del partido. La jugadora norteamericana anotó los dos tiros libres y dio a su equipo el título. El lance en el que el árbitro auxiliar decidió ver falta sobre la jugadora del equipo salmantino fue un salto por un rebote, en el que participaron al menos tres jugadoras, siendo extremadamente difícil, en las condiciones de tensión propias del momento, definir quién estaba haciendo falta a quién, si es que alguien la estaba cometiendo. Habitualmente los árbitros se inhiben de sancionar en casos así, entendiendo que sin haber posesión del balón, y si el salto es razonablemente limpio, todo se reduce a un choque en igualdad de condiciones.

El partido fue controlado por Rivas Ecópolis desde el primer minuto, en que endosó a Avenida un 0-8 que la propia Willingham se encargó de frenar con dos tiros libres, abriendo con ello el marcador para las salmantinas la misma jugadora que lo cerró. Las diferencias oscilaron entre los 16 y los 4 puntos, siempre favorables a Rivas, hasta la segunda mitad del último cuarto, en que una mala racha anotadora de las ripenses permitió a Avenida ponerse a dos puntos y después a uno, empujadas sus jugadoras por un pabellón absolutamente repleto y que no paró de animarlas. Es de lamentar la actitud de la gran mayoría de la afición salmantina, que mantuvo una actitud notoriamente hostil hacia las jugadoras ripenses desde su salida a la cancha para calentar, antes de comenzar el partido. Cuando Anna Cruz recibió el golpe que la dejó lesionada para toda la segunda mitad, el público la abucheó largamente mientras estaba tendida en el suelo. Una vez terminado el encuentro, aplaudieron sonoramente al equipo de Rivas, en una demostración de gran respeto por el rival una vez que se han impuesto a él, pero no antes.

La escolta del equipo ripense Anna Cruz sufrió una caída en el último segundo de la primera parte, al entrar entre dos jugadoras salmantinas hacia la canasta y recibiendo una falta no sancionada por el árbitro, que provocó su caída al suelo y un durísimo golpe en su tobillo, que la mantuvo fuera del partido toda la segunda mitad. Tras la finalización del encuentro, fuentes del club avanzaron que aparentemente se trataba tan sólo de una contusión, aunque muy dolorosa.

Miguel Méndez declaró después del partido que “no puedo ponerle ni un pero a ninguna de las jugadoras, se han dejado la piel”. El técnico del equipo ripense aseguró que “creo en la justicia de las decisiones arbitrales, pero es cierto que en algunas fases no hubo el mismo criterio en un árbitro y otro”. Respecto a la polémica falta que dio el título a Avenida, Méndez dijo que “hace falta una gran personalidad para pitar en un partido como éste y eso ha marcado el encuentro en varias fases”, dando a entender que los árbitros podrían haberse visto influidos por la presión ambiental.

Rivas Ecópolis se despidió así, de manera sumamente cruel y con dudosa justicia, de un título de Liga que ha tenido más cerca que nunca y que probablemente mereció más que su rival si se tienen en cuenta tanto la fase regular jugada por ambos, como los dos partidos de la final. Así lo sentían las jugadoras, que acabaron llorando de rabia e impotencia al final del partido sobre la propia cancha del pabellón Würzburg.

Estadísticas del partido

 

Escrito por en 27/04/2013. Archivado en Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.