ppp

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


La lesión de Anna Cruz pudo ser intencionada


Toda una segunda parte sin contar con Anna Cruz fue mucho handicap para el Rivas Ecópolis en el segundo partido de la final de Liga Femenina, jugado el pasado 26 en abril en Salamanca. La jugadora catalana del equipo ripense, que estaba siendo determinante en el juego, como es habitual en ella, sufrió una lesión en su tobillo derecho al filo del descanso, cuando entraba hacia canasta y quiso pasar entre dos jugadoras rivales. Cruz no pudo volver a jugar en todo el partido.

El árbitro principal no observó falta en la jugada, cuando probablemente debería haber pitado una antideportiva a la jugadora número 15 de Perfumerías Avenida, la lituana Egle Sulciute, quien, como demuestran las fotos de Enrique Ayala que publicamos aquí, levanta su pierna derecha cuando Cruz está pasando junto a ella, sin otro propósito posible que el de zancadillearla.

La secuencia que se puede ver al final de este artículo muestra cómo Anna Cruz está intentando pasar entre Sulciute y la número 6 de Perfumerías, Laura Antoja (foto 1). En esta instantánea, Sulciute tiene las dos piernas prácticamente rectas y con los pies casi tocando el suelo. Sin embargo, en las siguientes (fotos 2 y 3, esta última un detalle de la anterior), se puede observar perfectamente cómo la pierna derecha de Sulciute se desplaza en dirección a Anna Cruz y el pie de la lituana contacta con el tobillo de la catalana. La información EXIF que la cámara fotográfica graba automáticamente en la foto señala claramente que las dos primeras instantáneas están tomadas el 26 de abril, a las 21:18:10. Las fotos están tomadas en modo ráfaga, a una velocidad de ocho fotogramas por segundo, razón por la cual ambas fotos tienen asignada la misma hora, minutos y segundos.

Las dos últimas fotos muestran a Cruz ya en suelo, doliéndose de su tobillo derecho, y al preparador físico, la fisioterapeuta y el médico del Rivas Ecópolis atendiendo a la jugadora del equipo de Rivas.

Aun comprendiéndose que la situación de tensión de un partido de esta naturaleza conlleva el riesgo de que se den acciones como la que mostramos, sería importante para la integridad física de las jugadoras y para el bien del baloncesto en general, que se pusiera coto de manera más determinante a estas situaciones. Muchas son las cosas que dependen de un juego limpio y muchas las consecuencias que tiene una acción como ésta y su falta de castigo.

Escrito por en 01/05/2013. Archivado en Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.