La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Avenida se impone a Rivas en la semifinal de Copa de la Reina


Weaver lanza a canasta ante la oposición de Vanessa Blé (Foto: Enrique Ayala)

Weaver lanza a canasta ante la oposición de Vanessa Blé (Foto: Enrique Ayala)

Se ha impuesto con rotundidad esta mañana (74-47) a un Rivas Ecópolis que ha luchado hasta la extenuación, pero casi nunca ha podido acercarse a lo que ofrece la calidad y profundidad de banquillo del equipo salmantino. Marija Rezan, MVP del partido con 22 de valoración, mientras que por parte ripense la mejor valorada ha sido Lady Comfort, con 13.

Galería de fotos

En el primer cuarto es donde Perfumerías Avenida ha certificado su pase a la final de la Copa de la Reina, que se disputará mañana en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón. El resultado del periodo (25-11) ha supuesto una losa insalvable para un equipo que se ha dejado la piel más incluso que en otras ocasiones (y es mucho decir), pero que no contaba con el armamento necesario para hacer frente a la poderosa maquinaria de guerra salmantina. La otras temporadas dubitativa Marija Rezan ha dado un paso adelante en este curso, dejando de lado la notable falta de liderazgo que transmitía otros años, para asumir un papel determinante en una Liga como la española, en que tan sólo una o dos pivots pueden hacerle frente en centímetros. Antes eso podía solucionarse con carácter, pero ahora Rezan tiene el necesario para apagar a cualquier rival en la cancha. Se echó de menos en ese primer cuarto a una Lyndra Weaver que lo intentó, pero que, lógicamente, estuvo supervigilada por el equipo rival, cuyas jugadoras apenas le quitaban el ojo de encima. El resultado, muy notorio, han sido los pobres siete puntos que la norteamericana ha anotado. Podrían haber sido algunos más en canastas francas, pero la ansiedad y la excelente defensa salmantina lo impidieron.

En el segundo periodo, Rivas Ecópolis arrimó el hombro como suele hacerlo, de forma coral, con una Ángela Salvadores que asumió un protagonismo impropio de su edad, pero muy necesario en un equipo tan corto de efectivos. No fue suficiente, no obstante, como no lo fue la excelente labor de Inés Ajanovic y de Gaby Ocete (un prodigio de entrega, el de la capitana ripense). La única que conseguía pisar fuerte en su territorio era Lady Comfort, pero su evidente soledad ante tantos centímetros rivales la convertían en una isla rodeada de demasiado mar. Se cerró un poco la brecha (parcial de 15-11), pero se arrastraba una desventaja demasiado grande.

Tras el descanso Rivas Ecopolis demostró que ni siquiera en tan mala situación como le ha dejado la falta de presupuesto esta temporada, las ripenses dejan de buscar la manera de intentar cerrar todos los caminos a sus rivales. Durante casi todo el tercer cuarto Rivas consiguió igualar el juego de Avenida, e incluso superarlo en algunos momentos. Fue, sin embargo, a base de un agotamiento absoluto por parte del quinteto titular, que es casi el único que normalmente puede poner en pista José Ignacio Hernández. Y eso que en esta ocasión, tan señalada, el esfuerzo de esas cinco titulares (Ocete, Salvadores, Weaver, Ajanovic y Comfort) ha obligado al técnico a dar algunos minutos a Carmen Grande, Marta Hermida, Sara Rodríguez y Ceci Muhate. No es que fuera un detalle, es que se había convertido en una absoluta necesidad. También en este cuarto las ripenses consiguieron cerrar otro poco más la vía de agua, pero sólo para perder el parcial por tres puntos (14-11).

En el último periodo el nivel de la gasolina en el depósito de las ripenses señalaba ya muy por debajo de la reserva. Fue el cuarto en que casi todas las jugadoras antes mencionadas tuvieron que dar todo lo que pudieron durante los escasos minutos (casi siempre menos de dos) de que  dispusieron. Y lo hicieron bien. Todas ellas respondieron a un buen nivel, algo de lo que José Ignacio Hernández puede tomar nota para otros enfrentamientos. Con todo, las fuerzas daban ya para lo que daban, y los errores aumentaron en consonancia. El marcador señalaba un parcial de 20-14, lo que dejaba el global del partido en ese 74-47 que hace honor a la diferencia de calidad y de amplitud entre la plantilla salmantina y la ripense en esta temporada. Nada que objetar.

 

Escrito por en 14/02/2015. Archivado en 0Destacadas,Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.