Belén de Nicolás Ruanes, ripense, número 4 en la promoción nacional de MIR 2020

825
Belén de Nicolás Ruanes
Belén de Nicolás Ruanes

Belén de Nicolás Ruanes lleva casi toda su vida viviendo en Rivas, aunque, como la inmensa mayoría de las gentes de esta ciudad, no nació aquí. En su caso, fue en Madrid, hace 24 años, pero a muy temprana edad sus padres vinieron a residir en el municipio. Hasta los seis años vivió en uno de los barrios más tradicionales, el de Covibar, en la Plaza de Blimea. A partir de esa edad sus padres se mudaron a un chalet de los construidos en la proximidad del Parque Bellavista.

Fue al colegio Luyfe, también en Rivas, donde cursó la enseñanza primaria y secundaria, ya con muy buenas notas: recibió el Premio Extraordinario de la ESO y también el de Bachillerato. Tras dudar entre varias carreras, finalmente optó por estudiar Medicina y después de obtener, de nuevo, excelentes resultados en la misma, el pasado 25 de enero se examinó para ejercer su periodo como Médica Interna Residente (MIR). Belén sacó la cuarta mejor nota entre el total de 16.000 personas que se presentaron al examen, que se realiza a nivel nacional.

RIVAS ACTUAL la entrevista para ver cómo se consigue y cómo es eso de ser la cuarta mejor “aspirante” a médica especialista de España.

RIVAS ACTUAL: Eres una ripense que ha obtenido la cuarta mejor nota en el examen para MIR. ¿Vives desde siempre en Rivas? ¿Cómo fueron tus primeros años de estudios?

BELÉN de NICOLÁS: Nací en Madrid pero he vivido toda mi vida en Rivas, hasta los 6 años en Covibar y luego nos mudamos a un chalet al lado de Bellavista. Estudié en el Luyfe Rivas desde los 5 años hasta el bachillerato y la verdad es que obtuve buenas notas, un 10 de media en los dos cursos del Bachillerato

RA: durante tu etapa de estudiante anterior a la Universidad conseguiste algún premio…

BdN: Sí, me dieron el Premio Extraordinario de la ESO y el de Bachillerato, que los da la Comunidad de Madrid a los 25 mejores de un examen que realizan.

RA: ¿Por qué Medicina? ¿Es algo vocacional, relacionado con la familia…?

BdN: No, no hay nadie médico en mi familia. Fue yo creo que un poco casualidad: el día de inscribirme estaba buscando cualquier carrera que tuviera una rama sanitaria o de Biología, y mi segunda opción era el doble Grado de Matemáticas y Física. Así que estuve dudando mucho, pero al final me decidí por Medicina y no me arrepiento.

RA: ¿Cuántos años hay que estudiar para ser médico en total, cómo son esos estudios?

BdN: La carrera de Medicina propiamente dicha son seis años. Después, por lo general, la gente está un año preparando el MIR, cuyo examen suele ser a principios de año. Una vez terminado el MIR sueles tener unos meses hasta que eliges la plaza y te incorporas al servicio que hayas elegido, normalmente a finales de mayo; y luego la especialidad suele durar entre cuatro y cinco años.

RA: ¿Te ha resultado difícil? ¿Qué es lo que más te ha costado?

BdN: No me ha parecido difícil. Es verdad que hay que estudiar y trabajar muchísimo, pero no me parece de las carreras más difíciles que hay. La parte más dura probablemente haya sido los dos primeros años, que los cursamos en la  Facultad de Medicina de la Universidad Complutense y el contenido de los cursos era una base para los estudios posteriores, pero los temas eran más abstractos. A partir de Tercero, en que ya las clases las dábamos en los hospitales y estaba todo más orientado a la Clínica, se me hizo más fácil, porque son cosas más fáciles de entender y más entretenidas.

RA: ¿Has tenido que vencer algún miedo o fobia a la sangre, a las autopsias…?

BdN: No. La verdad es que no soy una persona muy aprensiva y lo llevé bastante bien desde el principio. Sí es verdad que la primera autopsia es un poco chocante, pero te acostumbras rápido a verlo como algo científico. No me supuso ningún problema.

RA: Tras los estudios comunes toca la especialidad con el MIR ¿Qué especialidad has elegido y por qué?

BdN: Bueno, aún no ha llegado el momento de poder elegir. Tras conocer el número de orden que me corresponde en función de la nota obtenida, que ha sido el número 4, será a partir del 16 de abril cuando podremos elegir la especialidad y el hospital en que quieres tener ua plaza. En este momento pienso en optar a Dermatología, que implica una residencia de 4 años; o a Cirugía General, que son 5 años de residencia. Ahora mismo estoy dudando entre ambas, y cuando termine el viaje que estoy haciendo iré a visitar hospitales, cosa que espero que me ayude a decidirme.

RA: Este examen para el MIR es a nivel nacional y aspirabais 16.000 estudiantes de medicina ¿Cómo fue el examen?

BdN: Pues el examen fue el 25 de enero y este año habían cambiado su duración. Antes tenías cinco horas para responder 225 preguntas tipo test con diez de reserva, y este año han sido cuatro horas para 175 preguntas también tipo test y también diez de reserva. Las primeras 35 preguntas consisten en que te ponen unas imágenes y tienes que responder en base al caso clínico que te dan y a las imágenes que ves. El resto de preguntas son normales, con cuatro opciones en la respuesta.

RA: ¿Qué esfuerzo te ha supuesto ser la cuarta mejor nota de los 16.000 aspirantes? ¿Cuál era la rutina diaria?

BdN: Yo creo que ha sido un esfuerzo muy similar al de la mayoría de mis compañeros de clase, que también han sacado números muy buenos. El régimen de estudio era desde las 8-9 de la mañana que me levantaba y luego dependiendo de la época del año, alrededor de diez horas al día de estudio en la época más de verano, y más adelante sí que llegaba a las doce horas diarias. De todas formas, al principio el tiempo no difería demasiado de lo que dedicaba durante la carrera en la época de exámenes. Lo que ocurre es que en el MIR cada día iba siendo un poco menos duro. Ten en cuenta que en el MIR el estudio no es sólo “hincar codos”: se hacen muchas preguntas, ves muchas imágenes, están los simulacros que se realizan, la corrección de los simulacros…

RA: ¿Cómo has vivido la enseñanza en Rivas? ¿Cómo crees que haya podido influir en los resultados obtenidos en el MIR? ¿Ha habido alguna vez que te has arrepentido de vivir en aquí por considerar que era un problema para tus estudios?

BdN: Sí creo que la estancia en mi colegio, el Luyfe Rivas, me ha ayudado a sentar una base de cómo estudiar y trabajar, aunque los exámenes del colegio o el instituto no tienen nada que ver con los de la Universidad, que tienen un temario muchísimo más amplio. Y más diferente aún estudiar el MIR, porque ni siquiera tienes un temario definido y completo. El hecho de vivir en Rivas no me ha supuesto ningún problema, creo. Es cierto que los primeros años el hecho de tener que ir hasta la Ciudad Universitaria se me hacía más largo, pero después fui al Hospital Doce de Octubre, que está algo más cerca y tardaba menos. Los únicos momentos en que me pesaba vivir en Rivas era cuando salía por la noche con mis compañeros de la Universidad y tenía que volver a casa usando los buses nocturnos. Los buses nocturnos no tienen muy buena frecuencia para los jóvenes que vivimos en Rivas y queremos salir de fiesta pero queremos volver a casa pronto.

Belén de Nicolás Ruanes

RA: Ahora, después del esfuerzo, sabemos que vas a estar una temporada de merecidas vacaciones ¿Cuándo empiezas el MIR? ¿Qué especialidad vas a realizar y en qué hospital o centro?

BdN: Sí, el fin de semana siguente al examen del MIR cogí un viaje a Oporto con mi familia, y después me he venido a Vietnam con mis amigos de la universidad. Se trataba de hacer un viaje juntos por si nos teníamos que separar por ir a diferentes lugares de España al elegir nuestra plaza del MIR. Cuando regrese de este viaje lo que haré será pasarme por distintos hospitales para preguntar cómo es en cada uno la especialidad que finalmente me guste más. Mi criterio no es solamente elegir el hospital en el que la especialidad que elija tenga un nivel más puntero, también creo que hay que mirar en cuáles están más contentos los residentes que hay, dónde hay mejor ambiente educativo, dónde se va a aprender más, dónde los residentes están más integrados en el servicio. Pero antes de eso tengo que tomar la decisión entre las dos especialidades que más me gustan: dermatología o cirugía general.

RA: Parece que la RAE acepta el termino “médica” para referirse una mujer que ejerce la medicina ¿lo sueles usar tú o tus compañeras?

BdN: Cuando hablamos entre nosotros diferenciamos entre residentes, o adjuntos, a los que tratamos con esos nombres. Pero también usamos la diferencia entre “médico” y “médica”, porque sí que está aceptado. Al principio, sobre todo con los profesionales de más edad, sí que se usaba menos, pero cada vez es más frecuente en los servicios escuchar la diferencia entre ambos.

RA: Siempre ha parecido que la mujer ha estado muy presente en el sector sanitario (enfermeras, médicas, etc.) ¿Cómo ves tú el lugar de la mujer en la medicina, está totalmente integrada, hay brecha salarial?

BdN: Es verdad que la mujer ocupa un puesto principal en toda la Sanidad. En Enfermería por supuesto que es una aplastante mayoría, pero también en Medicina, aunque esa proporción no sea tan llamativa. Luego es verdad que depende de los diferentes servicios que mires, pero en general cuando vas por un hospital es fácil ver más mujeres que hombres trabajando. En cuanto a la brecha salarial, en la Sanidad pública esa brecha no existe porque son funcionarios y a igualdad de puesto se cobra lo mismo, pero también es verdad que en aspectos como la promoción a puestos más altos, y por lo tanto con mejor salario, los hombres tienen más posibilidades que las mujeres. Seguramente en Enfermería es donde es más evidente, porque habiendo una aplastante mayoría de mujeres, en el nivel de supervisor la proporción entre hombres y mujeres es más igualada. En Medicina también es fácil ver que la mayoría de los Jefes de Servicio son hombres. No obstante, también es cierto que en servicios tradicionalmente muy masculinizados, como pueden ser las distintas cirugías, cada vez se ven más mujeres Jefas de Servicio. Creo que se está avanzando mucho en este sentido, pero queda muchísimo por hacer.

RA: ¿Y después del MIR, qué? ¿Cuál sería la primera experiencia que te gustaría vivir el primer día que ejerzas como médica profesional?

BdN: Conocer a todo el equipo del servicio en el que vaya a trabajar y sentirme que soy como una más, ya por fin una doctora.