Comienza a administrarse la cuarta dosis de vacuna contra el COVID a usuarios y personal de las residencias de mayores

1089
Concepció Dancausa y Enrique Ruiz Escudero (2 y 4 por la izquierda, de pie), en la aplicación de las primeras dosis de la vaucna, en Vallecas (Foto Comunidad de Madrid)

El personal sociosanitario también podrá hacerlo a partir del 3 de octubre en el Hospital público Enfermera Isabel Zendal. El 17 de octubre empezará la vacunación conjunta con la gripe a mayores de 60 años y personas con factores de riesgo. La vacuna que se está administrando cuenta con mayor protección frente a las nuevas variantes de Ómicron.

La Comunidad de Madrid ha comenzado esta semana a administrar la cuarta dosis frente al COVID-19 a los usuarios y trabajadores sociosanitarios de las 700 residencias de personas mayores y centros de personas con discapacidad, en total 160.000 personas.

En total, la Comunidad contará con 1,7 millones de dosis de recuerdo de las nuevas vacunas de ARNm bivalentes, que generan mayor protección frente a las nuevas variantes de la cepa Ómicron. La campaña, según una nota de la Comunidad, se llevará a cabo, bajo la coordinación de la Dirección General de Salud Pública, con los equipos de Enfermería de las Unidades de Apoyo a Residentes de Atención Primaria (UARs), con la colaboración de SUMMA 112, así como del personal de los centros de la Agencia Madrileña de Atención Social y de las residencias concertadas o privadas.

El personal sociosanitario, a partir del 3 de octubre

Por otro lado, también se inicia la vacunación del personal sociosanitario que, además de poder inmunizarse desde el pasado lunes en su centro de trabajo, también podrá hacerlo a partir del próximo 3 de octubre en el Hospital público Enfermera Isabel Zendal, previa solicitud de cita previa en la web de la Comunidad.

El proceso de inmunización proseguirá en la Comunidad de Madrid a partir del 17 de octubre con la administración conjunta de la vacuna de la gripe y la segunda de refuerzo del COVID-19 a personas mayores de 60 años y menores esta edad con factores de riesgo, entre ellas, embarazadas o enfermos crónicos.

El objetivo de esta segunda dosis de refuerzo es disminuir la gravedad de la enfermedad y la mortalidad. Según la evidencia científica, con el paso del tiempo se produce una pérdida de la efectividad de las vacunas, especialmente en las personas mayores e inmunodeprimidas. La mayoría de los casos notificados en la región son causados por la variante Ómicron, que presenta una mayor capacidad de transmisión y de escape a las inmunizaciones monovalentes respecto a las cepas previas.