Denunciado un joven por conducción temeraria en el Paseo de Alicia Alonso

1207

El conductor realizaba derrapes en el paseo que bordea el auditorio Miguel Ríos. La denuncia implicaría una multa de 200 euros.

Un varón joven, en torno a la veintena, fue denunciado en la noche del pasado jueves por la Policía Local, por realizar derrapes y otras prácticas de conducción negligente o temeraria en el Paseo de Alicia Alonso, junto al auditorio Miguel Ríos.

Una denuncia ciudadana alertó a la Policía Local sobre los hechos, que se suceden con mucha frecuencia en esa misma zona, siempre de noche. Los agentes esperaron al vehículo en el acceso al Paseo que existe desde la calle Ángel Saavedra, en la parte donde se ubican las taquillas del Auditorio.

El Paseo de Alicia Alonso está cortado al tráfico mediante unas cadenas que impiden el acceso al mismo, pero a veces esas cadenas quedan retiradas para facilitar temporalmente el acceso de vehículos de Rivamadrid o de Mantenimiento Urbano. La vía, considerada como pública, no dispone de otra salida, por lo que la realización de estas prácticas en la misma son fácilmente detectables y los conductores también fácilmente localizables.

El tipo de prácticas que se llevan a cabo por quienes se dedican a ellas consisten en derrapes y «hacer rueda» (arranques violentos que hacen chirriar las ruedas), pero no carreras de vehículos. Si bien no es habitual que se produzcan accidentes como consecuencia de las mismas, hace aproximadamente año y medio un vehículo cayó por las escaleras que comunican el Paseo con la rotonda donde se unen las calles Aurelio Álvarez y Profesionales Sanitarios (antes Juan Carlos I). El coche quedtó atrapado en los escalones y hubo que sacarlo con una grúa, aunque el conductor no sufrió lesiones.

Dependiendo del lugar y las condicoines concretas en las que se realizan estas prácticas, la denuncia puede llevar la propuesta de calificación de grave o muy grave. La primera, resultado de lo que Policía Local denomina «conducción negligente», conlleva una multa fija de 200 euros. La segunda, en cambio, que se califica así cuando hay una conducción «temeraria» por conllevar riesgo para otros vehículos o personas, puede llevar consigo una sanción de hasta 500 euros.