El 112 advierte sobre el peligro de reducir la velocidad para contemplar un accidente

996

Desde la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 han recordado vía Twitter la peligrosidad del «efecto mirón» en la carretera. Esta acción se produce cuando hay un accidente y el resto de conductores del lado contrario buscan conocer qué ha pasado, lo que puede producir otro accidente y provocar retenciones en el otro carril. 

«Si presencias un accidente mientras conduces, no ralentices la marcha para ver qué ha pasado». Así advierten desde el 112 (Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112) sobre la peligrosidad del «efecto mirón». Esta acción tan humana de querer conocer lo que ocurre puede suponer un gran peligro en la carretera. El 112 informa a la ciudadanía vía Twitter sobre el riesgo que conlleva el llamado efecto mirón, ante esto advierte que si se presencia un accidente al lado contrario de tu trayecto no se ralentice la marcha, «el morbo por saber qué ha pasado puede provocar otro accidente y supondrá retenciones» informan desde la Agencia de Seguridad y Emergencias.

Del mismo modo, la DGT informa qué hacer en caso de accidente y que se llegue primero al lugar. Se debe detener el vehículo de manera segura, sin frenar de manera brusca para evitar un accidente. Recomiendan seguir la «regla PAS: primero, PROTEGER, tanto el lugar como a sí mismo; segundo, AVISAR a los servicios de emergencia, facilitando los datos fundamentales sobre lugar, número de heridos y su estado, etcetera; y, en tercer lugar, SOCORRER».

«Efecto Safety Car»

Tras un accidente, tras los agentes de Tráfico se produce el efecto llamado «Safety Car» todos van despacio sin adelantar en cuanto ven un vehículo de la Guardia Civil, por el miedo a ser multado. No obstante, esta acción puede ser muy peligrosa y poner en riesgo al resto de conductores. No superar los límites de velocidad de las carreteras es adecuado, hacerlo de manera abrupta y ralentizando mucho el tráfico puede ser peligro ya que provoca frenazos reducciones de velocidad muy vertiginosas, dando pie a colisiones.

Este nombre viene dado al coche de seguridad de la Fórmula 1 que cuando está todos los coches van detrás y de manera más lenta.