El acceso desde Rivas a la M-50 en sentido A-3, previsto para el próximo mes de junio

5063
Foto Rivas Actual

La obra completa de esta primera fase no se prevé terminarla hasta final de año o comienzos de 2024. Cuando se termine, dará también acceso desde la M-50 a Rivas viniendo desde la A-3.

Las y los vecinos de Rivas podrán acceder a la M-50 en sentido A-3 en el próximo mes de junio, si se cumplen las previsiones de los técnicos de las obras que se desarrollan para construir la primera fase del enlace de Rivas con la M-50.

Una visita realizada por la Alcaldesa a las obras que se llevan a cabo incluyó una detallada explicación de los técnicos, que expresaron su previsión de tener la primera fase completa terminada en unos diez o doce meses, pero que para el mes de junio podría estar terminada una parte de la misma.

La regidora visitó las obras, donde fue recibida por altos cargos de la UTE ‘Viales M-50 Rivas’, compuesta por las empresas Licuas, Rico Construcciones y Asfaltos Vicálvaro. Los directivos explicaron detalladamente la marcha de las obras, que en estos momentos se hallan todavía en un periodo dedicado casi exclusivamente al movimiento de tierras necesario para ir perfilando la parte del enlace más cercana a Madrid, que son las que permitirán, cruzando por encima de la M-50 a través de la M-823, acceder a la autovía de circunvalación en sentido A-3.

Posteriormente abordarán la parte más cercana a Rivas, que permitirán el acceso en sentido inverso, es decir desde la M-50 viniendo de la A-3, para entrar en Rivas.

Dos fases

Los trabajos contratados son los relativos a la llamada Fase 1 de lo que en el futuro será el enlace completo. En esta primera fase lo que se construye es el acceso a la M-50 de forma que sea posible el tráfico desde Rivas en dirección a la A-3, y desde esta última a Rivas. Una futura Fase 2, aún no contratada, incluiría el acceso en sentido contrario de la M-50, es decir, para dirigirse a la A-2, o desde esa autovía entrar en Rivas.

Plano técnico de las obras

Dentro de esta Fase 1, la UTE ha dividido las obras, a su vez, en otras dos fases. La primera afronta los trabajos a realizar en la parte Oeste del enlace (la más próxima a Madrid) y es la que está más avanzada. Hasta el momento los trabajos realizados, que aún durarán varias semanas, se centran en el movimiento de tierras con vistas a preparar el terreno para construir la rampa que desde Rivas dará acceso a la M-50, en sentido A-3.