El Ayuntamiento no construirá una planta de residuos en Rivas

62

En una declaración del Gobierno Muncipal de Rivas leída en el Pleno de hoy por Fausto Fernández, concejal de Medio Ambiente, se afirma que el Ayuntamiento “no impulsará la construcción de una planta de residuos en Rivas”. El edil y Primer Teniente de Alcalde ripense ha calificado las expectativas que la tecnología de tratamiento de residuos investigada actualmente en Rivas puede suponer, como un “cambio del modelo productivo en la localidad”.

La declaración argumenta esta decisión sobre la base de los “importantes beneficios comerciales” que las pruebas de la tecnología usada en el proyeto de I+D+i en marcha desde hace tres años permiten suponer a corto plazo y en el requerimiento de un mayor volumen de residuos a tratar que el que Rivas genera para que tal planta pudiera ser rentable.

La declaración leída por Fernández se ha producido tras el debate realizado en un punto inmediatamente anterior en el que el propio concejal comparecía voluntariamente para dar cuenta del estado actual del proceso de I+D+i sobre una nueva tecnología de tratamiento de residuos, que la empresa Ecohispánica viene llevando a cabo en la localidad con la participación de la empresa pública municipal Rivamadrid. Ambos puntos han quedado, de hecho, ligados entre sí.

El texto (que ha sido leído íntegramente por el edil) plantea un breve recorrido histórico por los que considera principales hitos del proceso y explica que se produce en este momento porque es ahora cuando “se dispone de la declaración de impacto ambiental positiva de la Comunidad de Madrid” que posibilitaría abrir un plazo de funcionamiento en pruebas de la planta durante un año; y después de que el Ayuntamiento tomase recientemente la decisión de incorporarse a la Comunidad del Este para efectuar el vertido de sus residuos, en lugar de hacerlo en Valdemingómez como hasta hace poco. Según la declaración, la decisión adoptada por el Gobierno municipal hace que “no sea necesaria ya la convocatoria de una consulta electoral” respecto a la construcción de la planta, compromiso que en la pasada campaña electoral municipal había efectuado el alcalde, José Masa.

En su comparecencia realizada minutos antes, Fernández había puesto de manifiesto el gran avance realizado en el plano de la comercialización de la tecnología investigada por Ecohispánica, fruto del cual se ha generado, según asegura, “una lista de más de cien entidades, desde ciudades hasta algún ministro de un país extranjero” interesadas no ya en realizar una “visita turística a las instalaciones donde se desarrolla el proceso de investigación”, sino en plantear la posible adquisición de la tecnología investigada.

En la declaración, el Gobierno Municipal expone que los “avances significativos que respaldan esta tecnología han producido ya un amplio interés comercial” de cara a su posible adquisición futura y que “el Ayuntmaiento vería incrementados sus ingresos de manera significativa” gracias a ello. Para conseguir esto último, el concejal informó en el punto anterior acerca de la modificación del convenio de colaboración entre Rivamadrid y Ecohispánica, en el sentido de aumentar la participación del Ayuntamiento en los beneficios de la comercialización.

Según Fernández, la addenda incorporada a dicho convenio especifica que Rivas continuaría percibiendo un 49% de los beneficios generados por la comercialización de la tecnología en el ámbito de la Comunidad de Madrid, pero añadiría un 3% de los generados por cualquier operación comercial que se realice en cualquier ámbito geográfico, incluso fuera de España; la aportación de un 10% por parte de Ecohispánica a iniciativas de empleo e investigación en Rivas; y un 35% de cualquier operación en cuya comercialización participe la empresa municipal Rivamadrid. Fernández aclaró que hasta el momento, Rivamadrid ha participado en prácticamente todas las operaciones de posible comercialización.

Un eslabón de la ‘economía verde’

Asimismo, tanto en su comparecencia voluntaria como en la declaración leída en el Pleno, Fausto Fernández ha resaltado la incidencia que este proyecto de investigación está teniendo en la consecución de sinergias que han facilitado ya el interés de dos empresas por llevar a cabo proyectos que tienen que ver con la ‘economía verde’. El edil se ha referido en concreto a los convenios firmados con la empresa castellonense Open MS, para la construcción de una planta de generación de gas destinado a la producción de energía eléctrica; y con Blue Energy, para el desarrollo y posterior producción de aerogeneradores que incorporan una nueva tecnología.

Respecto a la tecnología investigada por Ecohispánica, el responsable local de Medio Ambiente ha asegurado que las pruebas realizadas y confirmadas demuestran que “reduce en un 70% el volumen de residuos generados a partir de la bolsa amarilla” [los residuos reciclables que los ciudadanos separan en origen mediante la bolsa de basura de ese color] y que consigue que “los residuos finales qe hay que llevar al vertedero se reduzcan a tan sólo el 8%” del volumen actual.

El edil ripense, en su comparecencia sobre este tema, calificó de “cambio en el modelo productivo local” lo que se dará en Rivas como resultado de la futura aplicación y gestión comercial de la tecnología investigada por Ecohispánica y Rivamadrid. Hizo un llamamiento a la oposición a “no detenerse en pequeñeces administrativas” y, por el contrario, centrarse en “lo verdaderamente importante”: que Rivas participaría, según el concejal, en el aprovechamiento de una tecnología que “da respuesta a un gran problema que tienen gobiernos de distinto ámbito y de distintos países, como es el de la gestión de residuos”.

Fausto Fernández incluyó, en la comparecencia realizada antes de la declaración del Gobierno municipal respecto a la no construcción de la planta en Rivas, que “Me gustaría que empezáramos a tener puntos de encuentro en este Pleno” y que “se supere la situación de desencuentro que hasta ahora ha habido respecto a este proyecto de I+D+i”. El concejal terminó invitando a todas y todos los concejales a visitar la planta al terminar el Pleno para informarles más detalladamente.

La oposición se muestra cauta

Al iniciarse el punto del Pleno en el que se iba a leer la declaración del Gobierno municipal respecto a la no construcción de la planta de residuos en Rivas, se produjo un momento de desconcierto derivado del hecho de que los grupos opositores no conocían el contenido de dicha declaración. Si bien el Alcalde, al presentar el punto, había aclarado que tras la lectura del texto habría turnos de palabra para que los grupos municipales pudieran expresar su opinión, Guillermo Magadán, portavoz del Grupo Socialista, protestó por no haber podido conocer antes los términos de la declaración. José Masa, por su parte, hizo ver que no se trataba de un punto del que se derivara votación alguna, por lo que no era necesario tal trámite, argumento al que avaló mediante visible asentimiento la Secretaria del Ayuntamiento.

En el turno de palabra tras la lectura, Pilar Jiménez, por el Grupo Socialista (el más activo en la oposición a la posible construcción de la planta) se mostró cauta al posicionarse “a falta de poder estudiar más a fondo la declaración”, pero se mostró satisfecha de que “el Gobierno por fin haya prestado oídos a las opiniones y recelos mostrados por la mayoría de la población” al respecto. En parecidos términos se expresaron los representantes del Partido Popular.