El Bhima Sangha y el edificio Atrio tendrán dos nuevos puntos limpios de proximidad

1697
Uno de los mini-puntos limpios ya existentes, ubicado en el polideportivo Parque del Sureste (Foto Ayto Rivas)

Con ellos la ciudad suma seis puntos de este tipo. Se trata de contenedores con menos capacidad y funcionalidad, pero que permitirán extender la recogida de residuos más habituales a mayor cantidad de puntos de la ciudad.

Rivas contará, partir del martes 27 de septiembre, con dos nuevos puntos limpios de proximidad, que la empresa municipal Rivamadrid instalará junto al centro municipal de recursos para la infancia Bhima Sangha (avenida de Armando Rodríguez, s/n) y el edificio Atrio (avenida de José Hierro, 36).

Los otros cuatro se ubican, desde julio, en el centro deportivo Supera La Luna, el polideportivo Parque del Sureste (junto a la pista de frontenis), el polideportivo Cerro del Telégrafo (en la entrada de la calle de la Fundición) y la plaza de Pau Casals (Covibar).

Los puntos limpios de proximidad admiten residuos de material de escritura, aparatos eléctricos y electrónicos, pilas, cápsulas de café, cartuchos de tinta y tóner, tapones de plástico, productos de higiene dental, radiografías, cd, dvd, fluorescentes y bombillas.

Los emplazamientos elegidos tratan de facilitar a la ciudadanía su uso, al ubicarse en lugares concurridos y de paso como las instalaciones deportivas o centros municipales. El mismo día que se realiza un desplazamiento a dichos lugares se puede aprovechar para deshacerse de los residuos.

La inversión municipal para los dos nuevos puntos asciende a 7.400 euros, que se sumarán en un futuro próximo a otros 29.400 para aumentar la red de minipuntos limpios de la localidad. Rivas cuenta también con dos puntos limpios fijos, los de las calles de la Fundición y de Severo Ochoa.

El dinero procede del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia, que constituye el núcleo del Fondo Estatal de Recuperación, cuya finalidad es apoyar la inversión y las reformas en los estados de la UE para lograr una recuperación sostenible y resiliente tras el impacto de la covid-19, al tiempo que se promueven las prioridades ecológicas y digitales de la UE.