El club Zancadas donará más de 600 euros a Surestea

326
Miembros del club entrenando en las "pistas azules" del Parque Bellavista (Foto Zancadas)
Miembros del club entrenando en las «pistas azules» del Parque Bellavista (Foto Zancadas)

La iniciativa, que se realiza por tercer año consecutivo, es fruto de la venta, entre los propios miembros del club, de un calendario con temáticas diferentes cada año. Una portavoz del club explica que «no somos solamente cun club de atletismo, consideramos que la solidaridad forma parte de nuestra filosofía tanto como el atlatismo». La entrega de la donación se realizará el próximo sábado con presencia de la entidad receptora, que responderá a preguntas de los presentes sobre el uso que piensan darle.

Alrededor de 100 calendarios de 2020 vendidos entre noviembre y diciembre del pasado año entre las y los miembros del propio club Zancadas, han servido para recaudar una cantidad de 605 euros que el próximo sábado, 25 de enero, a las 12 de mediodía, se entregarán a Surestea, la entidad con representación en Rivas que se ocupa de lo relacionado con las personas con trastornos del espectro autista. La cita es en las pistas «azules» del Parque Bellavista (donde abitualmente entrena el club) y contará con la presencia de representantes de la directiva de Zancadas y también de Surestea. Estos últimos responderásn a las preguntas que pueda hacerles el público asistente acerca del uso que harán de la cantidad donada.

Un calendario «de película»

Beatriz García, miembro de Zancadas, explica a Rivas Actual que «no somos solamente un club de atletismo, la solidaridad forma parte también de nuestra filosofía». Eso es lo que explica que sea ya «el tercer año que hacemos el calendario con fines solidarios». Se trata de una inicativa que difunden solamente entre las y los propios miembros del club. Ha tenido tanto éxito que cada año han ido aumentando la tirada «de forma modesta pero continua. empezamos con unos 70 calendario y este año hemos hecho unos cien», explica Beatriz.

En esta ocasión, el calendario ha tomado como motivo el cine. Cada mes del año cuenta con una fotografía en la que miembros del propio club, tanto adultos como niños, se disfrazan de manera que hagan una referencia a una película. No dicen de qué película se trata porque cada mes suben a sus redes la foto de la película correspondiente y proponen a sus seguidores un pequeño juego consistente en adivinar de qué film se trata sólo por el disfraz de quienes aparecen en la foto.