El Comisionado para la Cañada Real impulsa hoy un concierto que sitúa a la cultura gitana en el tipo de escenario que «tradicionalmente le ha sido vedado»

1903

La Orquesta Filarmónica Cervantina de las 25 villas y el director Paco Suárez, se unen al Comisionado para la Cañada Real Galiana. El concierto es ofrecido «a la población residente en la Cañada Real» y abierto al público general, con entrada gratuita previa confirmación.

El Comisionado para la Cañada Real Galiana, junto al Ayuntamiento de Coslada y diversas asociaciones, entre otras la Unión Romaní, la Fundación Secretariado Gitano y la Fundación Barro, organizan hoy, viernes 24 de marzo a las 19:00 horas en el Teatro Municipal de Coslada, el concierto especial ‘La huella romaní, tras los pasos de la cultura gitana’, junto a la Orquesta Filarmónica Cervantina de las 25 villas (OFC25V) y el conocido compositor y director, Paco Suárez, que vuelven a colaborar dando lugar a una propuesta escénica absolutamente original e innovadora.

La asistencia al concierto se ha ofrecido especialmente a la población de la Cañada Real, para la que se pone a disposición unos autobuses gratuitos, para facilitar el desplazamiento de la población más al sur de la Cañada a Coslada y su regreso al término del concierto. No obstante, la función está abierta también al público en general y la entrada será gratuita previa confirmación en el teléfono 611 08 48 08.

Paco Suárez y la OFC25V

A través de la obra del propio Cervantes, por donde desfilan gitanos siempre asociados al cante y al baile, el trabajo realizado llevó a la OFC25V a ser la responsable de la ilustración musical de la gala de entrega de la XIV edición de los Premios del Instituto de Cultura Gitana 8 de abril, celebrados en 2022, hecho que repetirán en la XV edición que se  celebrará este año.

El director Paco Suárez y la OFC25V tuvieron el honor de estrenar la ‘Suite Camarón’, un hecho crucial de cara al mundo del flamenco, convirtiéndose de inmediato en una orquesta de referencia, ágil, joven, dinámica y versátil para afrontar retos como el que ahora  plantean. Si a ello le sumamos la colaboración de reconocidos solistas como Noelia La Negri u Ostalinda Suárez, la magia está servida.

Escenarios tradicionalmente vedados

‘La huella romaní. Tras los pasos de la cultura gitana’ es una producción totalmente original e inédita que funde los elementos más relevantes del show flamenco con arreglos de  música sinfónica. Todo ello fusionado en una puesta en escena espectacular, novedosa, dinámica que, si bien es consciente de los protocolos escénicos y la solemnidad de la música culta, abraza la pasión y el colorido de la cultura genuinamente gitana. Y persigue reclamar la atención sobre la deuda impagable que la música occidental tiene con el
folclore romaní.

Y con ello, dice la nota de prensa emitida por el Comisionado, «no nos referimos únicamente al flamenco, donde el pueblo caló (los gitanos españoles) han hecho pervivir sus raíces rítmicas, sino a los cientos de composiciones clásicas donde se puede rastrear esa huella». Y añade: «No hay un mayor  reconocimiento de la diversidad étnica y cultural de nuestra sociedad que abrazar con respeto y admiración esa cultura y ofrecerle los escenarios que tradicionalmente se le han vedado: el de las salas sinfónicas».

Más de 50 músicos interpretarán obras inéditas acompañados de guitarrista, cajón  flamenco, flauta, cantaores, bailaora y coros, manteniendo así la esencia misma de la cultura romaní.