El Entierro de la Sardina despide el Carnaval de 2016 con ‘dolor y tristeza’ en la zona del Casco Antiguo

85
ENTIERRO_SARDINA_2016 (1)
En el desfile previo al Entierro de la Sardina se vieron imágenes de ‘mucho dolor’ con un cielo igualmente teñido de luto.

Adiós al Carnaval de 2016. El Entierro de la Sardina, incinerada un año más (no hubo piedad), tuvo como contraprestación la sardinada de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, una parrilla de sardinas bien asaditas que sirvieron para calentar los estómagos de una comitiva enlutada y compungida que tuvo que aguantar además una meteorología endiablada de frio y viento.

El evento dio comienzo con el encendido de la hoguera, llevado a cabo por Protección Civil, que se encargó también de apagarla al finalizar la fiesta. Entre medias, el consabido desfile en que se llevó en procesión a la sardina, acompañada por la banda de la Escuela Municipal de Música.

Se vio mucha tristeza y dolor, pero ya pensando en el Carnaval de 2017.