El Gobierno regional invertirá más de once millones en la planta de residuos de Loeches

1755
Vista aérea de la Planta de Tratamiento de Residuos de Loeches (Foto Retema)

Se trata de del 50% que la Comunidad viene aportando para la financiación de las infraestructuras relacionadas con el trataiento de residuos. La concejala de Transición Ecológica de Rivas critica que el Gobierno regional siga apostando por «la misma solución que hace treinta años, enterrar la basura» sin que se decida a actualizar el Plan General de Residuos y adecuarlo a los criterios de la economía circular.

La Comunidad de Madrid anunció ayer que destinará 14.829.056 euros para el mantenimiento y la construcción de las nuevas plantas de tratamiento de acuerdo a la Estrategia regional para la gestión sostenibles de los residuos 2017-2024, que son de competencia municipal.

El Consejo de Gobierno celebrado el miércoles autorizó, en este sentido, un gasto de 11.129.056 euros para la celebración de un convenio con la Mancomunidad del Este, en la que se incluye Rivas, para «mantener el buen estado del complejo medioambiental de reciclaje de Loeches durante los próximos cuatro años», según la nota hecha pública. También se ha aprobado un montante de 3,7 millones para que la Mancomunidad del Sur y del Noroeste puedan redactar los proyectos técnicos de sus futuras instalaciones de acuerdo con los parámetros y requisitos que exige la Unión Europea.

Actualmente, la Administración autonómica asume el 100% de la tasa por toneladas recogidas en los municipios pequeños y financia el 50% de las nuevas infraestructuras, como la de Loeches.

Lo mismo que hace treinta años

Por su parte, Vanessa Millán, concejala de Transición Ecológica de Rivas, ha declarado al respecto a RIVAS ACTUAL que «El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se limita a hacer una aportación a la planta de Loeches y olvida actualizar un Plan General de Residuos regional que se encuentra desfasado y no contempla en absoluto elementos fundamentales de la economía circular, limitándose a la misma solución que hace 30 años, enterrar la basura».

Millán cree que «Si la incineradora de Valdemingómez, que debe cerrar en el plazo previsto, se sustituye por enterrar la basura en lugar de avanzar en la prevención y la segregación adecuada de residuos, no conseguiremos acercarnos a los objetivos marcados por Europa».

La concejala augura que con esta política regional «Madrid seguirá estando a la cola de las comunidades que dan pasos concretos para adecuar el tratamiento de residuos a una realidad que nos exige cambiar profundamente nuestros hábitos, no sólo los de las vecinas y vecinos, también los de las administraciones». «Una realidad a la que los municipios de la Comunidad de Madrid nos estamos enfrentando solos, como estamos haciendo en Rivas, trabajando en nuestro propio Plan de Economía Circular», añade.