El Pleno aprueba una modificación de crédito de 2,2 millones para diferentes actuaciones calificadas de urgentes

5213
La Alcaldesa, durante la presentación del Pleno extraordinario del pasado mes de julio

El montante se reparte fundamentalmente entre las áreas de educación, y deportes. La renovación del césped de los campos de fútbol de Casagrande, la limpieza de edificios municipales o las actuaciones en el CEIP El Parque y el Mercedes Vera, entre las más importantes.

El Pleno extraordinario convocado de manera urgente para esta mañana ha aprobado una modificación de crédito de 2,2 millones de euros para dotar de fondos a diferentes partidas del presupuesto municipal. Con cargo a esas partidas se acometerán actuaciones que el Gobierno califica de urgentes y que la oposición ha reconocido como tales, aunque ha criticado que muchas de ellas no fueran llevadas a plenos anteriores.

Entre las actuaciones más relevantes incluidas en la modificación de crédito se encuentran, utilizando números redondos, los 750.000 euros destinados a la renovación del césped de los campos de fútbol de Casagrande; los 114.000 para la limpieza de edificios municipales por parte de Rivamadrid; los 90.000 para la instalación de un control de accesos y de aparatos domóticos en el CEIP Mercedes Vera; los 85.000 euros destinados a la adquisición de nuevo mobiliario para el centro de educación infantil Pippi Langstrum; los 74.000 para la construcción de una zona de juegos infantiles en el CEIP El Parque; los 80.000 para nuevo mobiliario en el vestuario de la pista de patinaje del polideportivo Cerro del Telégrafo; o los 40.000 de la construcción de un nuevo graderío en la propia pista de patinaje, necesaria debido a los requisitos exigidos por la Federación de Patinaje al haber ascendido en la pasada temporada a la máxima categoría el equipo del Rivas Las Lagunas, que utiliza la pista.

Polémica con la convocatoria urgente

La votación de este punto ha registrado una amplia mayoría a favor, con 23 votos afirmativos y solo dos abstenciones de Vox. Este apoyo a la medida no ha impedido una intensa crítica, tanto por parte del PP como de Vox, a la calificación de urgencia con la que se ha convocado el Pleno.

De hecho, en la obligada votación para ratificar esa urgencia ambos grupos han querido explicar su voto contrario a la misma, si bien la Alcaldesa, Aída Castillejo, ha negado esa explicación, que ha remitido a las propias intervenciones en los puntos del orden del día.

Ya en el punto dedicado a la aprobación de la modificación de crédito (primero de los puestos a debate), la portavoz del Partido Popular, Janette Novo, ha aprovechado para criticar la aprobación de la condición de urgencia del Pleno, diciendo que «Autoridad no puede significar autoritarismo y discrecionalidad no puede significar arbitrariedad», en referencia a no dejar explicar el voto en contra de la urgencia en el punto correspondiente. Novo ha criticado también el hecho de que la documentación haya sido enviada con muy poco tiempo para su evaluación, lo que, en opinión de la portavoz del PP, supone «una vulneración de los derechos de la oposición». La dirigente popular ha negado, asimismo, no tanto la urgencia de las actuaciones (que en su mayoría ha considerado, efectivamente, urgentes), sino al hecho de que no se hayan llevado a Plenos anteriores.

Por su parte, Mónica Carazo ha venido a argumentar que en varios casos la urgencia se justifica por la necesidad de cumplir plazos relacionados con varias subvenciones. En otros casos, debido a la urgencia de las propias actuaciones.

José Luis Alfaro, concejal de Hacienda y ponente de la propuesta, ha recordado que «La documentación de este punto consta de 12 hojas, no pueden alegar que no han tenido tiempo para revisarla», en respuesta a las críticas de la oposición. En relación con algunas de las actuaciones planteadas, ha explicado que la Comunidad «lleva año y medio para construir nueve aulas, cuando este Ayuntamiento construyó la primera fase del CEIPSO La Luna lo hicimos en seis meses», y ha recordado que «además se añaden nuevos retrasos ya anunciados». También ha explicado que la «trampilla» que hace la Comunidad con cosas como meter educación 0-3 en el CEIP El Parque, o denominar como CEIPSO al de La Luna», hace que el primero no sea una escuela infantil ni el segundo un instituto, centros que como tales quedarían fuera de las competencias del Ayuntamiento. De esta forma, ha explicado, el mantenimiento de esos centros se lo añaden a la Corporación municipal.

La modificación de crédito se somete ahora a un plazo de 15 días para presentación de reclamaciones por parte de la ciudadanía, pasado el cual, en caso de que no se haya presentado ninguna, el acuerdo pasa a ser firme.