El Pleno municipal reconoce el retraso en la puesta en marcha de la Ordenanza de Transparencia e insta al Gobierno a implementarla

1175

En 2020 finalizó el plazo para adaptar los recursos municipales a las leyes vigentes en materia de Transparencia. La declaración llama a adecuarla en breve plazo y a asumir la legislación autonómica complementaria al respecto.

El Pleno municipal ha aprobado esta mañana una declaración institucional, a propuesta del concejal no adscrito, Bernardo González, por la que se insta al Gobierno local a actualizar los recursos de Transparencia Ciudadana a los que obliga la ley estatal relacionada con ello, así como la complementaria dictada por la Comunidad de Madrid. Para ello, será necesaria la aprobación en Pleno de la Ordenanza de Transparencia, atascada desde hace años en el Ayuntamiento.

El portal de transparencia municipal, según la declaración, está retrasado en ocho años en lo que respecta a su actualización y buen funcionamiento. El documento aprobado por el Pleno reconoce que «no está actualizado ni es plenamente accesible, además de no cumplir con algunas de las normas legales». En ese sentido, se insta a solucionar tales desfases en breve plazo, y especialmente a adherirse al registro de transparencia instituido por la Comunidad de Madrid.

El actual portal municipal de transparencia, denominado Portal de Datos Abiertos y Transparencia, fue presentado en abril de 2015 en la web municipal. El enlace que en el artículo de presentación se incluía remitía y remite a la página de inicio de la propia web municipal, sin que, una vez se entra en ella, se encuentre con relativa facilidad un enlace concreto que dirija al portal de transparencia. Es posible, tras rebuscar en el menú de «Ayuntamiento», encontrar un enlace a un apartado de «Solicitud de acceso a la información pública», pero una vez que se entra en él se encuentra con que se requiere, «por requerimiento legal», una clave electrónica para acceder a dicha información. Falta, por tanto, una colección de datos y documentos que, sin necesidad de ser solicitada mediante clave electrónica, ofrezca el Ayuntamiento de manera realmente abierta.

La figura de la declaración institucional implica el acuerdo, previo incluso al Pleno, de todos los grupos municipales presentes en este último, acerca del documento que se aprueba. Equivale, por tanto, a la unanimidad de los grupos municipales.