El rechazo a los recortes del Gobierno regional a los derechos LGTBI, motivo de la moción del PSOE al Pleno municipal

2064

Su portavoz, Mónica Carazo, valora que «Ha supuesto el primer retroceso en materia de derechos en la historia de nuestra democracia». Cree que con los recortes el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso vuelve a «patologizar a las personas trans y eliminan todo lo referente a la educación en la diversidad o lucha contra el acoso escolar».

El PSOE de Rivas llevará al Pleno municipal de enero una moción de rechazo a los recortes perpetrados por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a las personas LGTBI. Así lo ha anunciado este miércoles la vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento ripense, Mónica Carazo, denunciando que “la modificación de las leyes de ámbito regional para la protección de los derechos del colectivo LGTBI ha supuesto el primer retroceso en materia de derechos en la historia de nuestra democracia”.

La moción socialista se refiere así a dos leyes de 2016 que, en el ámbito de las competencias regionales, ampliaban y reconocían derechos tan importantes como la prohibición de las mal llamadas terapias de conversión, el reconocimiento de la identidad de las personas trans y la garantía de su asistencia sanitaria, o la educación en la diversidad en las aulas para prevenir el acoso escolar por LGTBIfobia.

«En su deriva hacia posiciones extremas, el Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid no sólo ha evitado el desarrollo y la reglamentación de estas dos leyes, sino que ha decidido modificar ambos textos», lo que supone «un verdadero retroceso para el colectivo de personas LGTBI. Con este recorte aplicado con el rodillo de su mayoría absoluta y con el apoyo de la ultraderecha de Vox, las leyes quedan desprovistas de un régimen sancionador, vuelven a patologizar a las personas trans y eliminan todo lo referente a la educación en la diversidad o lucha contra el acoso escolar», asegura el PSOE de Rivas.

Javier Romero Dávila, secretario de LGTBI, Diversidad y Movimientos Sociales de la formación socialista local, ha denunciado este miércoles que “la amputación de estas leyes supone una involución de los derechos humanos y va en contra de toda la normativa europea en materia de diversidad sexual y de igualdad entre hombres y mujeres”.

Las diferentes encuestas y estadísticas, de hecho, apuntan a un 90% de la población que acepta sin mayor problema a las personas LGTBI. “Conviene recordar que han sido los gobiernos liderados por el PSOE los que han dotado de más derechos a las personas LGTBI”, ha recordado Mónica Carazo, destacando la aprobación en 2005 del matrimonio igualitario o, en 2007, de una ley histórica y pionera que dotaba de derechos a personas trans, permitiendo su cambio de sexo registral y los recursos públicos para acceder a las
cirugías necesarias.

La moción del PSOE insta al Gobierno regional a dar marcha atrás, a devolver las dos leyes modificadas a su redacción original y a desarrollarlas y reglamentarlas para hacerlas realmente efectivas. Además, insta al Ayuntamiento de Rivas a seguir trabajando en la senda de la defensa de los derechos LGTBI, a seguir desarrollando programas y proyectos para abordar las distintas situaciones de discriminación y a seguir suscribiendo convenios de colaboración con entidades como las fundaciones Triángulo y Arcópoli.