El rescate de una gata subida a un árbol de doce metros moviliza a más de una decena de voluntarios y vecinos

571
La gata, en un transportín tras su rescate (Foto Rivanimal)

El animal llevaba cerca de 48 horas subido a un pino de gran porte ubicado en la Plaza de la Cañada, en el barrio de Covibar. Debido a la altura y ubicación del árbol, ni los operarios de Rivamadrid ni los miembros de la protectora Rivanimal avisados para ello pudieron acceder, por lo que se tuvo que recurrir a un grupo de voluntarios especializados en estas tareas. La gata fue finalmente rescatada alrededor de las 23:00 horas de anoche y se encuentra en el Centro Los Cantiles en buen estado.

Ayer 21 octubre, sobre las 23:30, tuvo lugar el rescate de una gata que se había subido a un pino de unos 12 metros de altura situado en la plaza Cañada, en el barrio de Covibar, en Rivas. El animal fue finalmente rescatado sin que hubiese sufrido heridas ni otros percances, pero el rescate supuso una movilización inusual de personas y recursos.

Bomberos no pudo actuar por estar centrados en los efectos de la tormenta

Momento en que un voluntario de ‘Los 4 de la empanadilla’ desciende con la gata ya rescatada (Foto Rivanimal)

El aviso fue recibido por la protectora Rivanimal por las llamadas de algunos vecinos y alimentadoras de la zona el día anterior, aunque al parecer el animal llevaba subido en el árbol sin bajar casi 48 horas. La situación era compleja debido a la altura en la que permanecía inicialmente (unos 7 metros) y por eso se requirió de los servicios municipales y de bomberos para su rescate. La situación se agravó cuando ambos servicios tuvieron que dedicarse a la retirada de árboles y elementos desprendidos en la vía pública como consecuencia de la borrasca que azotó la comunidad este martes, lo que impidió acudir durante toda la jornada.

Fue al final de la misma cuando operarios de Rivamadrid se personaron junto con empleados de la protectora y la concejala de Salud y Protección Animal, Carmen Rebollo. También acudieron dos escaladores voluntarios. El paso hacia el árbol para un equipo de grúa estaba impedido por la presencia de un contenedor que estaba anclado al asfalto, por lo que uno de los escaladores hizo el primer intento de rescatar al animal que, presa del pánico, subió aún más en el árbol hasta situarse en lo más alto del mismo, a 12 metros. Mientras, miembros de la protectora y otros vecinos sujetaban redes de contención en el suelo. Este primer intento resultó infructuoso y se programó un operativo para el día siguiente.

‘Los 4 de la empanadilla’

Aún así, sobre las 23:00 horas un grupo de rescate animalista especializado llamado “Los 4 de la empanadilla”, que previamente había sido contactado por Rivanimal, se presentó en el lugar. Este equipo lo integran voluntarios especializados en esta clase de rescates. Uno de los escaladores subió a los 12 metros y con gran habilidad pudo atrapar a la gata con una red “caza-tubo” de la protectora, que logró descender con ayuda de un palo pértiga.

Finalmente la protectora se hizo cargo del animal, que no ha sufrido ninguna herida ni percance y no tiene chip. La gata, de carácter sociable, se encuentra ahora en el Centro Los Cantiles. La concejala, Carmen Rebollo, se ha comprometido a llamar al grupo ‘Los 4 de la empanadilla’ para darles las gracias en nombre del Ayuntamiento.