Entidades de izquierda en Rivas señalan al bloqueo norteamericano como la causa del descontento en Cuba

2676
Una de las imágenes con las que la Plataforma No al Bloqueo a Cuba de Rivas acompaña su comunicado

El PCE de Rivas y la Plataforma No al Bloqueo a Cuba coinciden en que la responsabilidad de las dificultades que han provocado el conflicto en la isla están relacionadas con un bloqueo comercial que dura décadas y que ha empeorado bajo la Administración de Trump en EE.UU. La Plataforma afirma, además, que «Es obvio que Cuba necesita reformas», pero que «no deben de ser la ultraderecha cubana o el Trump de turno, o el PP o Vox españoles» quienes lo decidan.

Dos comunicados, uno del PCE de Rivas y otro de la Plataforma No al Bloqueo a Cuba, han señalado en los últimos días al bloqueo norteamericano sobre Cuba como el causante de los disturbios y conflictos que se llevan dando ya desde hace días en la isla caribeña.

En ambos casos se identifica a este bloqueo como el factor principal para que falten suministros importantes en Cuba. El PCE Rivas recuerda que bajo la administración Trump en EE.UU, el bloqueo se incrementó con el añadido de 240 nuevas medidas de embargo, algo que la nueva administración Biden «no ha derogado». Señala, además, que una nueva condena del embargo estadounidense a la isla fue votado mayoritariamente en la ONU el pasado 23 de junio, con solo dos votos en contra (de EE.UU. e Israel) y tres abstenciones (de Colombia, Brasil y Ucrania).

Por su parte, la Plataforma No al Bloqueo acusa abiertamente a las agencias de noticias internacionales de manipular imágenes sobre los acontecimientos en Cuba, distribuyendo solamente aquellas que muestran un comportamiento pacífico de los manifestantes, mientras que «descubres, en cuanto rascas, que son manifestantes pagados y utilizados  desde Miami para causar el mayor daño  a la isla». Asimismo, valora que detrás de las manifestaciones contra el régimen cubano están «la ultraderecha de Miami» y también «FAES o el Partido Popular español». Ambas entidades piden el fin del embargo y que, según el comunicado de la Plataforma, «la isla pueda  comprar y vender lo que necesite para alimentar a su población».

Más allá de la coincidencia en estas afirmaciones, así como en la petición de solidaridad con el pueblo cubano, la Plataforma No al Bloqueo a Cuba incluye en su comunicado la valoración de que «Que Cuba necesita reformas, enfrentarse al siglo XXI y  buscar su propio camino, es obvio, pero no debe de ser la ultraderecha cubana o el Trump de turno, o el PP o Vox españoles quien lo decida. Solo los cubanos y cubanas deben ser los dueños de su destino».