Finalizadas las obras de recuperación de la ría del Parque Lineal

1873
Un aspecto de la ría, ya recuperada, con la torre mirador al fondo (Foto: Publio de la Vega)

Las obras han durado cinco meses y han supuesto una inversión de 510.000 euros. Se ha actuado para solucionar los problemas de filtraciones en las fuentes ornamentales y la propia ría.

El agua vuelve a correr por la ría del Parque Lineal. Tras cinco meses de obras y una inversión de 510.000 euros, el Ayuntamiento ha recuperado uno de los espacios más singulares de la ciudad. Con sus 450 metros de longitud, el cauce vertebra todo el parque Lineal, desembocando en un pequeño lago con fuente cibernética y a cuyas orillas se levanta la emblemática torre mirador de 26 metros de altura. Es uno de los lugares preferidos para el paseo de la vecindad, una zona verde que conecta el barrio de Covibar y la urbanización de Pablo Iglesias con la zona residencial del entorno del olivar de La Partija.

Los trabajos de reparación han subsanado las filtraciones de las fuentes ornamentales y de la ría. “Una parte importante de la actuación ha consistido en la impermeabilización de la ría en sus diferentes zonas, mediante un recubrimiento continuo impermeabilizante con propiedades mecánicas y cualidades químicas que permiten una durabilidad y posterior mantenimiento adecuado, para evitar las pérdidas de agua que hasta ahora existían”, se lee en el proyecto de la Concejalía de mantenimiento de la Ciudad, responsable de la obra.

La impermeabilización realizada no requiere de un mantenimiento importante para su conservación. La limpieza se puede realizar mediante escoba, trapo o hidrolimpiadora si es necesario el uso de algún jabón.

Foto: Ayto Rivas

Para la buena conservación de la ría, desde el Consistorio se reclama la colaboración ciudadana: “Tenemos que evitar el vertido de residuos (latas, bolsas, papeles, plásticos, envases…) para, además de mantener el entorno, permitir un mejor mantenimiento y funcionamiento”, se pide desde la Concejalía.

También se recuerda la prohibición de introducir en la ría animales domésticos, pues “pueden comprometer la calidad y durabilidad de los trabajos realizados de impermeabilización y de las instalaciones hidráulicas y eléctricas, además de evitar riesgos para los propios animales”. Por su puesto, nadie puede deshacerse de una mascota en la ría (peces o tortugas): además de cometer una infracción sancionable estará vulnerando el comportamiento ético que exige la tenencia responsable de animales domésticos.

Otras mejoras

La mejora en el alumbrado también figura entre los trabajos realizados, incrementándose el ahorro energético. La ría pasa a tener ahora 110 luminarias, cuando antes contaba con 248. Esta reducción es posible porque se ha apostado por lámparas LED RGB -que, además, consumen menos- distribuidas en los estanques superior e inferior y en el curso fluvial. La vida útil de las nuevas luminarias es de 50.000 horas, casi 2.100 días. «Se ha considerado que se podían poner menos número de las que había. Cada luminaria gasta menos y además se han reducido a menos de la mitad su número».

Otra mejora ha sido la colocación de sensores de temperatura, que permiten supervisar la marcha o detenimiento de las fuentes para la prevención de heladas o cualquier incremento de temperatura que pueda interferir con el normal funcionamiento del sistema. Un sensor de viento (anemómetro de cazoletas para fuente) posibilita controlar el flujo de agua en función de la velocidad del viento.

También se ha instalado un equipo de cloración en la parte superior de la ría (cascada). Y se ha procedido a la preinstalación domótica en los cuadros eléctricos de las fuentes para monitorizar el tratamiento del agua y la alimentación desde la red de suministro, con un contador de agua telegestionado. La instalación de nuevas bombas con variador supone un ahorro energético muy importante en las operaciones hidráulicas.

Foto: Ayto Rivas