Grupos ecologistas dudan que Madrid asuma el compromiso de reducción de la incineración en Valdemingómez

153
Un momento de la reuni´n, el pasado 15 de enero (Foto Alianza Incineradora de Valdeingómez NO!)
Un momento de la reuni´n, el pasado 15 de enero (Foto Alianza Incineradora de Valdeingómez NO!)

Tras la reunión mantenida el pasado 15 de enero por la Alianza Incineradora de Valdemingómez NO! con el Ayuntamiento de Madrid, los grupos ecologistas ponen en duda el mantenimiento del compromiso adquirido por el anterior Gobierno madrileño. “Cuando se les pregunta sobre el plan temporal de reducción de la incineración al 50% en 2022 (…), la directora de Valdemingómez responde que no lo contemplan”, aseguran en una nota. El Ayuntamiento de Madrid no ha respondido a la petición de confirmación de este extremo hecha por RIVAS ACTUAL.

La Alianza Incineradora de Valdemingómez NO!, formada por varios colectivos ecologistas, emitió ayer, miércoles, una nota en la que da cuenta de la reunión mantenida el pasado 15 de enero con directivos de Valdemingómez. En la reunión, según la Alianza, los directivos aseguraron que “mantienen el compromiso de cierre en 2025” pero que “no contemplan” la reducción del volumen de incineración al 50% para 2022″.

Por otro lado, los ecologistas se muestran preocupados porque de lo dicho en la reunión deducen que “en junio de 2020 se acaba el contrato actual de la incineradora y no hay plan de cierre”. La Alianza explica que las autoridades madrileñas “Vinculan en todo momento el nuevo contrato y el cierre de incineradora a múltiples factores globales de toda la planta”, si bien “reconocen que sería procedente registrar en el nuevo contrato la vinculación al cierre”.

RIVAS ACTUAL pidió ayer al Ayuntamiento de Madrid la confirmación de que no contempla la reducción al 50% de la incineración en la planta de Valdemingómez para 2022, pero no hemos obtenido respuesta al respecto.

Tratamiento de los olores

En la reunión se abordaron, siempre según la nota de la Alianza, otros temas, entre los que se encontraba la anunciada cancelación del contrato para el control de los olores emanados de la planta y del vertedero de Valdemingómez.

Según los ecologistas, la directora de Valdemingómez les aseguró que se realizará “un contrato de continuación inmediatamente para que entre en funcionamiento este mismo año”. Además, les explicó que la nueva licitación impondrá la obligación de tomar como referencia en la medición de olores un periodo de 7 meses, en lugar de un mes como se estipulaba en el contrato anterior. Se abordará también la detección realizada de nuevas fuentes de olores en distintos puntos del proceso.

La Alianza planteó también la cuestión de la transparencia e información por parte de la instalación. Su valoración es negativa al respecto, ya que creen que hay “Un compromiso débil y no vinculante”. “Se ofrecen para reuniones periódicas, pero no han concretado calendario y no tienen previsto sistemas formales y vinculantes de participación ciudadana en materias de residuos”, afirman.

Los vertidos de la Mancomunidad del Este, una decisión “irreversible”

La Alianza expuso también en la reunión su oposición a que los municipios de la Mancomunidad del Este vertieras sus residuos en Valdemingómez y preguntaron a los directivos madrileños por su postura en este asunto. La respuesta fue que “La decisión política está tomada y es irreversible”, ya que “desde el punto de vista técnico hay capacidad suficiente”. Los técnicos de Madrid añadieron, siempre según la nota de los ecologistas, que ha habido anteriormente “épocas con niveles de residuos superiores a los de ahora y no ha habido problemas”.

Finalmente, respecto a este asunto, los representantes de Valdemingómez especificaron que el convenio firmado con la Mancomunidad del Este incluye “una reciprocidad que permitirá devolver todo lo recibido, compensándose en 18 meses”. Adicionalmente los residuos de Rivas y Arganda, cuando se abra el nuevo vertedero de Loeches, “se irán al nuevo vertedero”, lo que supondrá también una “reducció del volumen total gestionado”.

Residuos Cero

La Alianza Incineradora de Valdemingómez NO! planteó como tema fundamental la cuestión de la separación en origen de los residuos urbanos y la política de Residuos Cero. Los ecologistas se muestran preocupados, ya que, según la nota, los representantes del Ayuntamiento aseguraron que “para realizar iniciativas locales de compostaje u otros tratamientos de separación previa reutilización o reciclaje, deben solicitarlo las Juntas de Distrito, proveer terrenos y aportar profesionales y recursos de tratamiento de residuos”.