Iniciada en Rivas la vacunación contra el COVID-19 de residentes y personal en residencias de mayores de Rivas

1508
Residencia Geriatel Rivas

El pasado 6 de enero se administró la vacuna en la residencia Casablanca y el pasado 16, en Geriatel. En ambos casos se administró tanto a residentes como a personal de la residencia. La directora de una de las residencias asegura no haber constatado efectos secundarios «relevantes» en ninguna de las personas vacunadas .

La vacunación contra el COVID-19 ha comenzado en Rivas, siguiendo el calendario y protocolo previsto por la Comunidad de Madrid. Éste indica que se vacunará primero a los mayores que están en residencias de mayores, así como al personal de las mismas, para continuar con el personal sanitario de la Comunidad en general.

La primera de las dos residencias (ambas privadas) que recibieron la vacuna fue la Casablanca. Se llevó a cabo el pasado 6 de enero y la vacuna administrada es la de Pfizer, que se suminstra en dos dosis con 21 días de separación entre ambas. La directora del centro, Patricia Morán, ha indicado a RIVAS ACTUAL que «no tenemos aún fecha establecida para administrar la segunda dosis de la vacuna». Asimismo, Morán explica que «no hemos observado ningún efecto secundario relevante en las personas a las que se les ha administrado esta primera dosis» de la vacuna.

Por su parte, el pasado sábado, 16 de enero, en la residencia Geriatel se llevó también a cabo primera fase de la vacunación contra el COVID-19, por personal enviado por la Dirección Asistencial del Sureste. Los familiares de los residentes fueron avisados mediante una carta fechada el 14 de enero en la que se indicaba la fecha del 16 como dedicada a la vacunación.

Carta enviada a familiares de los residentes de Geriatel

En la carta, firmada por Esther de la Morena (de la que no se especifica cargo que ocupa en la residencia), se detallaba que el día 16 acudirían «tres enfermeros (…) sobre las 9:30 de la mañana» para iniciar el proceso y que, a consecuencia de ello, quedaban canceladas las citas para visitar a residentes. Las vacunas se administrarían en primer lugar «a los residentes» y después «se continuará con el personal» de la residencia. La carta también informaba que en el proceso «estará también presente nuestra doctora, por cualquier incidencia que pueda surgir».