La Comunidad anuncia la unificación tarifaria de las zonas de abono transportes en Rivas para el 15 de marzo

1347

Las medida, que llega con décadas de retraso, supondrá, por fin, que las y los usuarios de la tarjeta de Transporte Público sólo necesitarán comprar el título B1 para llegar a cualquier parte de Rivas. El coste de esta tarjeta pasará de 28,8 a tan solo 25,4 euros mensuales.

El Gobierno regional ha anunciado la unificación tarifaria en la tarjeta de Transporte Público (abono transporte) para su uso en Rivas Vaciamadrid, a partir del próximo 15 de marzo. Hasta el momento, el municipio se ha visto injustificadamente ‘dividido’ en dos zonas tarifarias: la B1 (desde las zonas más cercanas a Madrid hasta aproximadamente la Avenida de Francisco Quevedo) y la B2 (el resto de Rivas).

De esa forma, los viajeros que necesitaban salir o llegar hasta zonas comprendidas en la B2, pagaban más por el transporte público que quienes hacían sus viajes hacia o desde los barrios incluidos en la B1.

Con la unificación tarifaria de la zona de adscripción B2 con la B1, que entrará en vigor a partir de la fecha mencionada, el coste de esta tarjeta pasará de 28,8 a 25,4 euros mensuales.

Varias décadas de división injustificada

La división tarifaria se estableció en la época en que la trama urbana de la ciudad se hallaba partida en dos núcleos, separados por varios kilómetros: el Casco Antiguo de Rivas y sus ampliaciones, por un lado; y, por otro, las urbanizaciones que se empezaron a construir desde la década de 1980, tales como Pablo Iglesias, Covibar o Tarjeta 2000.

Desde mediados de la década de 2000, esa brecha entre ambas partes de la ciudad se había cerrado ya prácticamente, quedando solamente una estrecha franja sin construir, en torno a la actual Avenida de Aurelio Álvarez. Es en aquella época cuando comienza a solicitarse al Consorcio Regional de Transportes la unificación de las tarifas, puesto que no se podía hablar ya de dos núcleos urbanos en el municipio. De hecho, desde hace años, Rivas Vaciamadrid ha sido el único municipio de la Comunidad con su trama urbana afectada desigualmente por la división en zonas tarifarias diferentes.

Más de 20 años después, las y los ripenses verán igualados sus derechos en materia de transporte público.

«Firme compromiso con el transporte público»

En una nota de prensa emitida ayer, la portavoz del Partido Popular de Rivas, Janette Novo, ha valorado la medida como la «evidencia del firme compromiso del Gobierno regional con el impulso al transporte público», contraponiéndolo al «modelo del Ayuntamiento de Rivas, que quiere imponernos como modo de transporte diario la bicicleta para niños, mayores y personas con movilidad reducida incluidos”.

La portavoz no ha hecho mención al escasísimo uso que del transporte público gestionado por la Comunidad de Madrid se hace en Rivas, debido a las carencias del mismo. Solamente hay una línea de autobús que presta un servicio exclusivamente interno en el municipio, siendo el resto de líneas un recurso fundamentalmente utilizado para viajar entre Rivas y Madrid, debido al trazado de sus recorridos, caóticos e inoperantes a causa de las vueltas que dan por el municipio y el consiguiente aumento de los tiempos para llegar desde una zona de la ciudad hasta otras.

En cuanto al Metro, la concesión, por parte de la Comunidad, de la prolongación de la línea 9 desde Puerta de Arganda hasta Arganda del Rey a una compañía privada (Transporte Ferroviario de Madrid, TFM), ha provocado desde el inicio un continuo malestar entre las y los usuarios, debido al pésimo servicio prestado. La constante sucesión de averías y reparaciones, con la consiguiente interrupción del servicio, unido a las bajas frecuencias de paso de los trenes y al hecho de tener que cambiar de tren en la estación de Puerta de Arganda, ha provocado en multitud de ocasiones las protestas de los usuarios, así como las peticiones del Ayuntamiento para que la Comunidad asuma la gestión de la línea.