La Comunidad crea un registro de voluntarios para ayudar a población vulnerable

1276

ACTUALIZACIÓN: El registro de personas voluntarias a título particular y entidades privadas se ha cubierto en su primer cupo de necesidades estimadas, con la inscripción de 7.400 personas y 90 entidades en las primeras 24 horas. La Comunidad anuncia que se volverá abrir en caso de identificarse más necesidades. Permanece abierto el registro destinado a entidades sociales.

La iniciativa se difundirá en redes sociales y se podrá completar el registro mediante un formulario digital. En ningún caso se pondrá en riesgo al voluntariado ni a las personas atendidas.

La Comunidad de Madrid anunció ayer la creación de un registro de personas voluntarias que puedan prestar ayuda a la población más vulnerable ante el coronavirus. Esta medida permitirá “canalizar la solidaridad individual de la sociedad madrileña y lograr un mayor impacto entre la  población más vulnerable al COVID-19”, asegura un comunicado de la Comunidad.

La acción voluntaria estará coordinada por la Subdirección de Voluntariado de la Consejería de Políticas Sociales, anticipándose al incremento de las necesidades que se producirán en los próximos días ante la presión de la situación sanitaria y social, y respetando  escrupulosamente el estado de alarma decretado por el Gobierno de la nación.

Cómo inscribirse

Los voluntarios, tanto personas físicas como entidades sociales, podrán inscribirse a través de un formulario en la página web de la Comunidad de Madrid.

La Subdirección de Voluntariado creará una base de datos específica de la población que quiera colaborar y esté en disposición de hacerlo, así como una relación de entidades sociales activas en cada zona o municipio, donde puedan continuar prestando sus servicios.

Esta respuesta solidaria de la sociedad civil se gestionará en colaboración con Cruz Roja, el Colegio de Trabajadores Sociales y otros colegios profesionales. La Subdirección conectará a las personas que se ofrecen como voluntarias con las entidades de su zona y, en el caso de que no exista ninguna organización en su entorno, será el propio equipo de la subdirección el que organizará las tareas voluntarias.

Sin riesgos

En ningún caso se pondrá en riesgo a las personas voluntarias ni a las personas más vulnerables al COVID-19 que requieran atención, primando la atención telefónica continuada como forma de acompañamiento y detección inmediata de necesidades.

Las personas voluntarias podrán atender algunas necesidades específicas de los Servicios Sociales Municipales (acompañamiento a familias y personas vulnerables o personas sin hogar), así como otras establecidas por la Dirección General de Atención al Mayor y a la Dependencia, o por la Dirección General de Atención a las Personas con Discapacidad (mayores y personas con discapacidad de los centros de día y de mayores cerrados).

*COLABORACIÓN DE PERSONAS PARTICULARES

*COLABORACIÓN DE ENTIDADES