La Comunidad destaca la importante labor de Protección Civil en un año marcado por el COVID19

846
Un voluntario de Protección Civil de Rivas desinfecta las cientos de mascarillas de Decatlon donadas por la ciudadanía para usar como respiradores.
Un voluntario de Protección Civil de Rivas desinfecta las cientos de mascarillas de Decatlon donadas por la ciudadanía para usar como respiradores.

Cada 5 de diciembre, desde 1985, se celebra el Día Internacional de los Voluntarios declarado por la ONU, y la Comunidad de Madrid ha querido destacar la importante labor de los voluntarios de Protección Civil en un año marcado por la pandemia del COVID-19. Protección Civil dispone de 2.831 voluntarios en Madrid y cuenta con un Grupo de Respuesta Logística Inmediata.

La Comunidad de Madrid se sumaba ayer sábado a la celebración del Día Internacional de los Voluntarios, cuya conmemoración, cada 5 de diciembre, fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1985, para reconocer la labor de quienes dedican su tiempo libre a ayudar a los demás, en un año como éste marcado además por la pandemia del COVID-19.

Foto de archivo de miembros de Protección Civil durante un simulacro de emergencias, en 2018 (Foto Kike Ayala/RIVAS ACTUAL)

Con tal motivo, el consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Gobierno regional, Enrique López, visitó ayer la sede de la agrupación de Protección Civil de El Escorial, donde ha conocido a algunos de los voluntarios y ha asistido a unas prácticas de reanimación cardiaca. López destacó: “la importante labor vocacional que realizan todas aquellas personas que deciden, de forma desinteresada, entregar su tiempo libre y esfuerzo en la mejora, protección y seguridad de los demás ciudadanos”. El consejero agradeció también el papel jugado durante la pandemia por los más de 2.800 voluntarios de Protección Civil de la región: “No solo habéis dado lo mejor en circunstancias muy complicadas, sino que habéis demostrado la importancia que juega la sociedad civil en la gestión de crisis”.

En este sentido, el titular de Justicia, Interior y Víctimas recordó que dentro de las actuaciones del Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid (PLATERCAM) que puso en marcha el Gobierno regional el pasado 13 de marzo, los voluntarios de Protección Civil participaron “en la logística de donaciones y del reparto de material a hospitales y residencias de mayores” durante la primera ola de la pandemia.

López ha recordado las labores de reconocimiento de residencias para prevenir y paliar la expansión del COVID-19, y ha destacado el compromiso del Ejecutivo madrileño con las más de 100 agrupaciones de voluntarios inscritas actualmente en la Comunidad de Madrid.

Perfil del voluntario de Protección Civil en Madrid

En total, en la región hay 2.831 voluntarios de Protección Civil, incluidos los ya acreditados y los que están en periodo de prácticas. Su media de edad es de 38,5 años, el 61,60% hombres y un 38,40% mujeres. 2020 ha sido un año importante para estos voluntarios, por la reciente decisión del Gobierno regional de constituir el Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil ante Emergencias (ERIVE).

Este equipo está formado por 92 voluntarios de las agrupaciones municipales de Protección Civil. Se compone de cuatro grupos (20 voluntarios, un jefe de grupo y dos supervisores) que estarán en alerta por semanas completas, de manera presencial los fines de semana, festivos y en eventos de riesgo, así como ante la activación de planes de Protección Civil.

Coordinado por la Agencia de Seguridad y Emergencias 112, sus miembros tienen como principales funciones:

  • El apoyo logístico a los equipos de intervención.
  • La colaboración en la organización de albergues y evacuaciones.
  • El apoyo sanitario de primeros auxilios; la gestión del almacén en materia de Protección Civil.
  • La colaboración en dispositivos de búsqueda de personas desaparecidas, y la colaboración ante inclemencias meteorológicas.
  • Labor preventiva fundamental en la celebración de grandes eventos culturales y deportivos, así como fiestas patronales.