La Fundación Mascoteros lanza su campaña #SoyInadoptable

279
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

La campaña consiste en subir a las redes fotos de los animales que conviven con quienes los han adoptado y que son supuestamente inadoptables según el criterio de Julio Calvo, veterinario y concejal de Vox en el ayuntamiento de Zaragoza. Para Calvo, estos animales «inadoptables» a causa de su vejez, enfermedad y otros rasgos de carácter o estadofísico, deberían ser «sacrificados humanitariamente».

El programa radiofónico ‘Como el perro y el gato’, presentado en Onda Cero por Carlos Rodríguez, hizo referencia recientemente a las opiniones de Julio Calvo, veterinario y concejal de Vox en el ayuntamiento de Zaragoza, en el sentido de que los animales sin raza reconocible, los viejos, los enfermos y los perros potencialmente peligrosos, son «inadoptables» y el mejor destino que se les puede dar es «el sacrificio humanitario e indoloro», ya que «muchas veces es una práctica mucho más aconsejable que no el
mantenimiento de las condiciones penosísimas en las que se está manteniendo durante años a estos animales».

Tras el monólogo inicial de Carlos Rodríguez en el programa de radio ‘Como el perro y el gato’, una oleada de comentarios a favor de la adopción de cualquier animal doméstico ha hecho ver a los miembros del programa que se necesitaba unir estas voces en un mismo proyecto. Gracias a la Fundación Mascoteros, que conoce en profundidad el tema de la adopción pero también del abandono e indiferencia de esos animales supuestamente inadoptables, se lanza la campaña #SoyInadoptable, para hacer llegar a nuestros políticos, y a la sociedad en general que no existen perros inadoptables.

Para difundir el mensaje la petición del programa es que todos los oyentes suban una foto de sus animales supuestamente inadoptables (según la descripción del  veterinario Julio Calvo) acompañada de la historia del animal y sus características especiales. Vamos a llenar la red de las fotografías de nuestros animales “inadoptables” para crear conciencia y que este tipo de comentarios quede en el remoto pasado, de donde parece que han viajado.