La Orquesta Athanor celebra su vigésimo aniversario con un concierto en el que estrenará la obra del ripense Antonio Fontales

1657
Orquesta Athanor

La Orquesta Athanor de Rivas cumple 20 años y lo celebra con dos ripenses en escena: el violinista Iván Mula, solista en el Concierto para violín de Tchaikovsky; y el compositor Antonio Fontales, de quien la orquesta estrenará su obra ‘De camino al olvido’.

Con motivo de su veinte aniversario, la Orquesta Athanor quiere centrar el protagonismo de la octava edición del ‘Rivas Orquestado’ en el propio municipio, donde nació y ha crecido musicalmente. Tradicionalmente, este certamen es una reunión de orquestas para fomentar el  conocimiento de la música clásica. En esta ocasión el fin es el mismo, pero en vez de invitar a más de una agrupación de fuera, la formación ripense ha querido «que los protagonistas sean dos ripenses: el joven violinista Iván Mula y el compositor Antonio Fontales«.

 

La formación celebra durante este curso su 20º aniversario. Nació como orquesta sinfónica
con el fin de apoyar y dinamizar la música sinfónica en Rivas. Actualmente está formada por más de 50 músicos, de todas las edades, la mayoría residentes en Rivas, entre alumnado de la Escuela Municipal de Música, estudiantes de conservatorio, amateurs y
profesionales. A todos los une la pasión por la música.

La Orquesta Athanor, anfitriona del festival, además de acompañar a Iván Mula y a Antonio Frontales bajo la batuta de Manuel Donoso, presentará la partitura ‘Finlandia’, de J. Sibelius.

El VIII Rivas Orquestado se celebrará el 26 de noviembre, a las 19:00 en el Auditorio Pilar Bardem. Las entradas se pueden adquirir en https://entradas.rivasciudad.es/viii-rivas-orquestado/ a un precio de 8 euros.

Antonio Fontales (i) e Iván Mula

El violinista criado y creado en Rivas

Iván Mula, vecino de Rivas, se enamoró del violín en la Escuela Municipal de Música. Aquí empezó con cinco años, y un año más tarde se inició en el instrumento. En el año 2012 entró a formar parte de la Orquesta Athanor, de la que llegó a ser concertino. Siguió su formación en el Conservatorio de Amaniel, en Madrid. Abandonó la orquesta al ingresar en el Conservatorio Superior de Música del País Vasco, Musikene, aunque siguió colaborando esporádicamente.

Ahora ha vuelto a Rivas y forma parte de orquestas tan importantes como la JMJ, la EGO y la Joven Orquesta Nacional de España. Además, forma parte de la orquesta sinfónica profesional de Rivas, Alma Mahler. Iván Mula será solista en la interpretación del Concierto para violín de Tchaikovsky.

«Guardo mucho cariño a la Orquesta Athanor. He podido participar en proyectos muy bonitos con ellos. Por eso, aunque tocar de solista es algo diferente a lo que solía hacer con ellos, por otro lado se siente como volver a casa» ha dicho el violinista ripense.

Concertista y compositor enamorado de Rivas

El otro protagonista será Antonio Fontales, concertista y compositor madrileño afincado en Rivas, que presentará en estreno mundial su obra ‘De camino al olvido’, una romanza llena de sensibilidad y sentimiento para violonchelo y orquesta. Se trata de una obra altamente emotiva donde el cello solista adquiere unas elevadas exigencias de virtuosidad y expresividad, arropado por la sutileza de la orquesta.

Podremos ver al maestro Fontales en el piano, acompañando a la orquesta, para quien ha adaptado la obra: «Originariamente estaba creada para una orquesta reducida, pero, a sugerencia del maestro Manuel Donoso y para poder aprovechar todo el potencial artístico de una orquesta sinfónica como la Athanor, he enriquecido la instrumentación con las secciones de viento y metal y viento madera, además de un piano acompañante”, explica el compositor.

La Joven Orquesta de Cuenca durante un concierto

La Joven Orquesta de Cuenca, invitada al VIII Rivas Orquestado

Tradicionalmente el ‘Rivas Orquestado’ invita a nuestra localidad a dos formaciones, aunque en esta ocasión, para dejar protagonismo a los músicos ripenses, se ha convocado a una sola orquesta más, la Joven Orquesta de Cuenca.

Se trata de una agrupación musical de jóvenes con edades comprendidas entre 11 y 30 años, creada por iniciativa de un grupo de estudiantes en 1991. Uno de sus objetivos
principales es la formación y la preparación profesional de sus jóvenes músicos, además de fomentar el conocimiento de la música clásica y la convivencia juvenil.

Además del Bolero de Ravel, interpretará el Concierto para violín de Mendelssohn con la violinista Celia Blasco como solista.