La Revolución Digital llega al mundo del entretenimiento

116

Desde hace una década se ha acelerado el cambio de modelo en muchos aspectos cotidianos y laborales a nivel mundial. La implantación como pilar fundamental de la tecnología está siendo clave en esta transformación, cuyos efectos son claros y notorios en el día a día.

Todo lo que rodea a internet se ha convertido en un bien muy preciado, ya que de esta herramienta depende el correcto funcionamiento, de entre otras cosas, todas las comunicaciones mundiales. Es algo imprescindible que ha ganado un peso primordial y que ya no se podrá prescindir de su utilización.

Todos los campos se han sumado a esta nueva forma de consumo, cambios de hábitos o modificación en la producción, introduciendo en todos ellos un componente interactivo claro. El mundo del entretenimiento no es ajeno a esta tesitura, y ejemplos como el casino en vivo con crupieres de verdad a través de la red de redes atestiguan la implantación de un nuevo modelo de negocio.

Era un hecho que la presencialidad cada vez sería menos precisa para realizar cuestiones laborales, cotidianas o de ocio. Esta modificación se ha visto acrecentada y acelerada como consecuencia de la pandemia, que ha imposibilitado durante más de un año tener una vida normal. Se ha demostrado que aspectos como el comercio online es el presente y el futuro, dejando una parcela muy subsidiaria a las transacciones tradicionales que tienen a desaparecer en el futuro cercano.

Todos estos avances tecnológicos han supuesto un punto de inflexión entre todo lo que conocíamos como cotidiano y usual, y el cambio hacia la parcela interactiva de muchos de estos procesos.

Estas reformas estructurales no se implantan al azar, sino más bien porque las ventajas de su constitución generalizada están lejos de toda duda. Si ponemos el foco en algo tan de actualidad como el teletrabajo, se observa que las condiciones laborales de cada individuo que se ha adscrito a esta nueva forma de desempeñar sus quehaceres diarios, han mejorado ostensiblemente. Se evitan los viajes hasta el centro de trabajo, la contaminación asociada a estos trayectos, así como los temidos atascos que pueden convertir estos desplazamientos en una auténtica odisea.

Los cambios nunca son sencillos de implantar. Es cierto que las nuevas generaciones conciben todo lo relacionado con la red de redes como algo cotidiano, al haber crecido con todos estos avances. Los targets de población más mayores están inmersos en un proyecto más largo de conocimiento y adaptación de este nuevo estilo de vida, pero en poco tiempo se cerciorarán que las ventajas superan a los inconvenientes.