Las compostadoras comunitarias, abiertas a la ‘gestión ciudadana’

735
Recogida de residuos orgánicos en Mercado Central, para su posterior compostaje (Foto Ayto Rivas)

Con una simple inscripción por correo electrónico, las personas interesadas recibirán formación de uso y los útiles imprescindibles para aportar residuos orgánicos a las compostadoras comunitarias. El abono producido pordrá ser aprovechado por las personas inscritas.

En diciembre de 2019, el Ayuntamiento instaló dos áreas de compostaje comunitario de vertido directo, donde el vecindario, previa inscripción, puede depositar restos orgánicos para crear abono que se utilizará luego en los jardines y parques públicos de la localidad o para uso doméstico.

Estas islas de compostadores colectivos se sitúan en la calle de Manuela Malasaña esquina María Moliner (bulevar del barrio de la Luna) y en la zona verde de la avenida de José Hierro esquina con María Zambrano. En ellas se puede gestionar la materia orgánica de hasta 40 familias por cada área.

Las compostadoras utilizan un sistema de descomposición de la materia orgánica por organismos como bacterias y hongos y por animales detritívoros, como lombrices y escarabajos, que tiene como resultado la producción de abono (compost). Las dos comunitarias que hay en Rivas, más las que el Plan de Economía Circular pondrá en marcha próximamente, son utilizadas en escuelas, jardines o entre residentes de un bloque de viviendas que comparten espacios comunitarios.

Gestores de residuos

Ahora, se abre una nueva oportunidad para quienes quieran utilizar estos recintos, convertirse en sus propios gestores de residuos y, si así lo desean, dar uso al abono resultante.

Las personas interesadas en el proyecto pueden inscribirse a través del buzón de correo electrónico de la concejalía de Transición Ecológica del Ayuntamiento (transicionecologica@rivasciudad.es), enviando sus datos de contacto (nombre y apellidos, NIF, dirección, teléfono y correo electrónico). Tras la inscripción, se facilitará una clave de acceso al área de compostaje así como la formación y las indicaciones necesarias para participar.

Formación

Tras las inscripciones, se realizan reuniones con las personas responsables de la iniciativa, el lunes 11 de enero, de 17.00 a 19.00, en cada una de las compostadoras, tanto en la del barrio de La Luna como en la ubicada en la avenida de José Hierro. Ese mismo día se entrega a cada participante el cubo y el código del candado para que puedan iniciar los aportes. Además, se resolverán las dudas que se puedan tener sobre el proceso.

Después, se celebrarán reuniones de formación e información de manera virtual, en colaboración con la Red Composta. La siguiente, el viernes 15 de enero, a las 18.00.

A lo largo del pasado diciembre, se realizó la formación de las denominadas maestras y maestros compostadores entre el personal voluntario de Rivamadrid que ha querido participar en el proyecto. Dicha formación ha contado con el apoyo de la Red Composta, coordinadora Nacional de entidades locales, de la que Rivas forma parte, y cuyo objetivo es impulsar, fomentar y promocionar políticas públicas para el compostaje doméstico y comunitario, dado el importante papel que éstas pueden desempeñar en la reducción de los residuos orgánicos.

“Nuestra intención con estas medidas es alargar la vida útil de los productos antes de ser desechados y, cuando lo hagan, no considerarlos como basura sino como recurso, exprimido al máximo todo su potencial antes de eliminarlo definitivamente, siguiendo la jerarquía propuesta por la Directiva Marco de residuos”, explican desde Rivamadrid.