Las Fiestas de Mayo en Rivas entraron ayer en la recta final

74
La procesión de San Isidro reunió a más de un centenar de personas. Por la noche, el protegonista fue el Boafest, uno de cuyos cabezas de cartel fue Sharif, en la foo (Fotos: Enrique Ayala)
La procesión de San Isidro reunió a más de un centenar de personas. Por la noche, el protegonista fue el Boafest, uno de cuyos cabezas de cartel fue Sharif, en la foo (Fotos: Enrique Ayala)
La procesión de San Isidro reunió a más de un centenar de personas. Por la noche, el protagonista fue el Boafest, uno de cuyos cabezas de cartel fue Sharif, en la foto (Fotos: Enrique Ayala)

Ayer, sábado, fue el comienzo del final de las Fiestas de Mayo en Rivas. Día grande aún dentro del periodo festivo, acumuló varios de los principales eventos, como fueron el Festival Boafest, la procesión de San Isidro y el Día de la Policía Local. El tiempo volvió a hacer de las suyas y, aunque con algún claro de sol, afectó a casi todos los actos. La caldereta popular prevista en el Casco quedó aplazada al próximo domingo por la amenaza de lluvia.

Galería de fotos

Bien fuera porque los organizadores estaban en contacto directo con su dios, bien porque la suerte es la suerte y no hay que darle más vueltas, el caso es que uno de los pocos eventos que se salvó ayer de los efectos del nuevo temporal de frío y lluvia fue la procesión de San Isidro, que incluso pudo disfrutar de un agradable sol. Algo más de un centenar de personas participaron en ella, muchas ataviadas con la vestimenta tradicional madrileña, que pudieron tomarse una limonada al finalizar el acto. No tuvieron la misma suerte quienes pensaban asistir a la caldereta popular prevista en el Casco Antiguo, ya que la amenaza de lluvia obligó a suspenderla, quedando pospuesta al próximo domingo 26 de mayo.

La agente de la Unidad Canina Estefanía Pacheco, con su perro 'Cheko'.
La agente Pacheco, de la Unidad Canina, con su perro ‘Cheko’.

Al mismo tiempo que se celebraba la procesión tenía lugar también la celebración del Día de la Policía Local, que, obviamente, se aprovechó del buen tiempo. Buena asistencia, especialmente de niños, que pudieron acceder a los vehículos policiales y disfrutar de atracciones especialmente diseñadas para ellos. Destacó la actuación, ya tradicional, de la Unidad Canina, una de las de más prestigio en España. En la foto que acompaña a estas líneas aparece la agente Pacheco acompañada del perro ‘Cheko’, que en el pasado mes de marzo participaron en una operación policial contra la droga y lograron detectar un alijo escondido en la puerta de un vehículo, lo que llevó a la detención de los sospechosos. En la celebración del cuerpo de seguridad local participó, como cuerpo invitado, la Guardia Civil.

Ya por la tarde noche comenzó el momento de los más jóvenes, especialmente en torno al festival Boafest, que se desarrolló en el auditorio Miguel Ríos  El auditorio registró una afluencia masiva para escuchar a un amplio cartel de grupos que cerró el penúltimo día de Fiestas.