Levantada parcialmente la suspensión de licencias de obra residencial en el sector Cristo de Rivas

206
Aida Castillejo, durante el desarrollo del Pleno

El levantamiento se condiciona a la firma con las inmobiliarias de un convenio que garantice la construcción de infraestructuras dotacionales. La portavoz del PP, Janette Novo, pide la dimisión de la concejala de Urbanismo, Pilar Gabina Alonso. La Alcaldesa ha recordado que aún está vigente la suspensión de licencias de obra «en el conjunto de la ciudad», que deberá abordarse en noviembre de este año.

El Pleno municipal ha aprobado esta mañana el levantamiento parcial de la suspensión de licencias de obra residencial que se hubieran solicitado antes de la decisión del Pleno, en julio de 2021, de suspenderlas para el sector del Cristo de Rivas. El carácter «parcial» se debe a que, en primer lugar, se aplica a un sector, el del Cristo de Rivas, que fue el primero al que se aplicó la medida de suspensión de licencias; y en segundo lugar porque el levantamiento se condiciona a la firma, con las inmobiliarias afectadas, de un convenio que garantice la realización de las obras dotacionales necesarias para conseguir que la zona esté dotada de las infraestructuras necesarias.

Se habla, entre otras cosas, de finalización total de viales y zonas ajardinadas, de construcción de colectores, de aceras y, en general, de todas aquellas infraestructuras necesarias para que las y los vecinos que vayan a habitar unas viviendas de ese sector residencial, puedan hacerlo con la garantía de que todos los servicios necesarios para el funcionamiento de la zona, en palabras del concejal portavoz de IU-Equo-Más Madrid, José Luis Alfaro. El edil ha hecho referencia también a la falta de infraestructuras sanitarias y educativas y ha explicado que el Gobierno local actúa «al servicio del conjunto de la ciudadanía» y se ha preguntado «al servicio de quién está» la portavoz del PP, Janette Novo.

Esta última, en su primera intervención, ha llegado a pedir la dimisión de Pilar Gabina Alonso, concejala de Urbanismo, por la «nefasta gestión» de lo relacionado con este tema. La portavoz popular ha señalado lo que ha considerado incumplimiento de la legalidad. Alonso, por su parte y al igual que la portavoz socialista, Mónica Carazo, ha insistido en la legalidad de «todas las medidas que traemos a este Pleno» y en la adecuación de las medidas adoptadas por el Gobierno a lo decidido en el proceso participativo «Rivas párate a pensar». Y ha defendido la utilidad de la medida de suspensión de licencias adoptada en su día, señalando las obras iniciadas por los promotores desde ese momento, entre otras las del comienzo del traslado de la subestación eléctrica de Unión Fenosa. Carazo ha señalado, además, que «en materia de dimisiones» relacionadas con «mordidas» por concesión de licencias, la portavoz popular «debería mirar más cerca». También ha recordado la portavoz socialista que los procesos presentados por el Gobierno local han sido «avalados» por decisiones judiciales.

Entre las intervenciones de la oposición, aparte de la efectuada por Janette Novo, señalar las de la representante de Vox, María de los Ángeles Guardiola, que ha llegado a acusar de fraude en las votaciones efectuadas en el proceso de ‘Rivas, párate a pensar’, sugiriendo que han votado en él solamente «los partidarios del Gobierno local», incluso manipulando los documentos de identidad aportados en las votaciones. Vanessa Millán, de Podemos, ha calificado de «muy graves» esas acusaciones y ha invitado a Guardiola a denunciar judicialmente cualquier irregularidad que crea que se ha cometido. Por su parte, Bernardo González ha exhibido una nota, según él correspondiente al argumentario de comunicación que reciben los concejales, que «entre las debilidades» de los argumentos del Ejecutivo local, está el hecho de que «no es posible prorrogar la suspensión» de licencias porque «no se ha completado el proceso de información pública» relativo a las modificaciones relacionadas con la suspensión de licencias.

Finalmente, el portavoz de Ciudadanos, Jorge Badorrey, ha señalado «incoherencias» en lo planteado por todas las partes, pero ha adelantado su voto favorable a la propuesta del Gobierno local, en función de su deseo de defender los intereses de la población.

El cierre de las intervenciones lo ha realizado la ponente del punto abordado en el Pleno, Pilar Gabina Alonso. Ésta ha recordado que el objetivo fundamental del Gobierno es garantizar que el desarrollo urbanístico se da en las condiciones adecuadas para la ciudadanía y ha vuelto a defender el proceso participativo ‘Rivas, párate a pensar’. Ha recordado también que «lo que traemos a votación es el levantamiento parcial de una suspensión de licencias que se aprobó en julio de 2021» y que, al cumplirse un año desde su establecimiento, «toca abordarlo».

Por su parte, la Alcaldesa, Aída Castillejo, ha defendido que lo hecho por Gobierno bajo su aún corto mandato, defiende «el legado de Pedro del Cura». Pero también ha señalado que después de la medida de suspensión de licencias de obra residencial para la zona del Cristo de Rivas realizada en julio de 2021, vino la decisión del Pleno tomada en noviembre del mismo año, que extendía la suspensión de licencias de obra «a toda la ciudad». Y ha recalcado: «y el Cristo de Rivas está dentro» de esa decisión.

La votación final ha registrado 19 votos a favor, cinco abstenciones y ningún voto en contra.