Los organizadores de la marcha ‘San Cinerato – Incineradora No’ la posponen a la primavera de 2021

544
Miembros de la alianza Incineradora de Valdemingómez No se manifiestan, en 2019, ante la sede del Ayuntamiento de Madrid, en la plaza de Cibeles (Foto Alianza...)

Un comunicado de las entidades organizadoras explica que fue la opción más votada en la asamblea realizada recientemente. Advierten que el retraso no debe implicar que “decaiga su actividad”.

Una asamblea telemática de entidades que componen la plataforma ‘Alianza Incineradora de Valdemingómez No’ decidió recientemente posponer la celebración de la marcha ‘San Cinerato – Incineradora No’, prevista inicialmente para antes del verano y que ya había sido pospuesta al próximo mes de octubre ante las condiciones creadas por la pandemia del COVID-19.

Ahora, la Alianza, tras confirmarse el agravamiento de la pandemia Covid 19, ha celebrado una consulta entre las entidades que apoyaron en el mes de junio pasado su celebración el 25 de octubre 2020. En dicha consulta se consideraron tres opciones: mantener la Marcha (que fue apoyada por cinco entidades y un 37% de las 76 personas que participaron); cambiar la Marcha por una Concentración el 25-O (apoyada por cuatro entidades y un 17% de las participantes); y posponerla a la primavera de 2021 (apoyada por siete entidades y un 50% de las participantes). Esta última opción, por tanto, fue la adoptada por la asamblea.

Mantener la actividad

La Alianza, sin embargo, advierte que “debemos llamar la atención de las personas, organizaciones e instituciones preocupadas por la continuidad del funcionamiento de la Incineradora de Valdemingómez, para que no decaiga su actividad”. Recuerdan en un comunicado que “La ‘Alianza Incineradora de Valdemingómez No’ celebró una reunión con el Ayuntamiento de Madrid en julio pasado y tiene pendiente una nueva reunión para tratar de forma detallada las bases del contrato que sustituya al ya caducado, en el cual debe quedar clara la posibilidad de acometer un plan de cierre durante su vigencia (cinco años)”. “Además”, añaden, “es imprescindible que se mejoren los controles de la instalación, que seguimos considerando muy peligrosa para las poblaciones próximas y las trabajadoras de la misma y más cada año que pasa, debido a su envejecimiento”.

Por último recuerdan que “es de gran importancia la acción decidida del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid en apoyo del cierre de la incineradora y la defensa de la salud de su población” y anuncian que “tendremos ocasión de exponer en detalle en la reunión que celebraremos, con la Concejala de Transición Ecológica”, Vanessa Millán, el próximo 6 de octubre.