Los organizadores de los actos de apoyo al pueblo palestino entregan más de 3.500 euros para el hospital Al-Awda

1770
Varias personas sostienen una bandera palestina mientras se lee el comunicado, el pasado 22 de mayo, en la Plaza de la Constitución

Guanamimos Sin Fronteras explica en un comunicado que el dinero recogido a lo largo de la ‘sentada’ de 73 horas realizada el pasado mes de mayo suma 3.565 euros y ha sido entregado a la ONG Unión de Comités de Salud Palestinos para ayudar al hospital Al-Awda, ubicado en la franja de Gaza, para abastecimiento de diversos materiales sanitarios. La ONG ripense denuncia también la situación de Juani Sánchez, coordinadora de proyectos de solidaridad con Palestina, detenida ilegalmente por el ejército israelí.

La ONG solidaria ripense Guanaminos Sin Fronteras, una de las organizadoras de la sentada de 73 horas que se llevó a cabo en Rivas en los últimos días de mayo pasado, ha hecho público un comunicado en el que explica que el dinero recaudado durante el evento y destinado a apoyar la tarea del hospital Al-Awda, ubicado en la franja de Gaza, ha sido entregado a la ONG palestina Unión de Comités de Salud Palestinos (UHWC). La suma recaudada durante la sentada asciende, según Guanaminos, a 3.565 euros.

Guanaminos explica que se trata de «una pequeña aportación para paliar los graves y enormes destrozos ocasionados por el ejército de Israel. Y desde aquí queremos agradecer a todos los asistentes por su  participación y contribución».

Libertad para Juani Sánchez

Al mismo tiempo, la ONG ripense recuerda la situación de Juani Sánchez, trabajadora sanitaria que colaboraba en tareas de asistencia profesional en la franja de Gaza y que fue detenida ilegalmente por el Ejército israelí. Sánchez era  continúa prisionera de esas fuerzas armadas y se ha anunciado que será juzgada por un tribunal militar presumiblemente el próximo 7 de Julio, vulnerando todos los derechos humanos.

Guanaminos Sin Fronteras explica que «es la coordinadora de los proyectos que se han apoyado desde Rivas y las ayudas concedidas por otros municipios, corporaciones y entidades de toda España a los Comités de Salud palestinos (HWC)». La ONG de Rivas denuncia que «el pasado 9 de junio el ejército israelí volvió a asaltar la sede de HWC en Ramallah, apropiándose de los ordenadores y unidades de memoria y emitió la orden de cierre de la sede. El cierre de esta sede tendrá graves consecuencias para la prestación de servicios básicos de salud para miles de palestinos».