Los Reyes Magos llegaron a Rivas con frío y lluvia… pero llegaron

2535
El rey Melchor, durante la cabalgata (Foto RIVAS ACTUAL)

El mal tiempo no impidió que el recorrido de la cabalgata estuviese cubierto por un gran número de personas. Sus Majestades saludaron a todas y todos los niños desde el balcón del Centro Cultural Federico García Lorca, tras un largo recorrido pasado por agua.

En pleno descenso de las temperaturas con respecto a los días pasados, y con un aguacero por momentos bastante fuerte, Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron ayer a Rivas con sus carrozas y recorrieron el itinerario previsto, desde el auditorio Miguel Ríos hasta la Plaza de la Constitución, para terminar allí saludando a todas las niñas y niños desde el balcón del centro cultural Federico García Lorca.

Cabalgata18
Cabalgata17
Cabalgata16
Cabalgata15
Cabalgata14
Cabalgata13
Cabalgata12
Cabalgata11
Cabalgata10
Cabalgata09
Cabalgata08
Cabalgata07
Cabalgata06
Cabalgata05
Cabalgata04
Cabalgata03
Cabalgata02
Cabalgata01
Cabalgata destacada
previous arrow
next arrow
Cabalgata18
Cabalgata17
Cabalgata16
Cabalgata15
Cabalgata14
Cabalgata13
Cabalgata12
Cabalgata11
Cabalgata10
Cabalgata09
Cabalgata08
Cabalgata07
Cabalgata06
Cabalgata05
Cabalgata04
Cabalgata03
Cabalgata02
Cabalgata01
Cabalgata destacada
previous arrow
next arrow

 

Durante el recorrido, estuvieron acompañados en todo momento por la decena de carrozas confeccionadas por las AMPAs de Rivas, que estuvieron decoradas con una temática común: los juegos infantiles, y que estaban ocupadas por niños y niñas de cada colegio. Los caramelos, como es tradicional, volaron constantemente desde las carrozas hasta los cientos de espectadores infantiles a lo largo de todo el trayecto.

Al frente de todo el desfile, la compañía Bambolea Teatro fue desmenuzando su espectáculo ‘Candore. Paseando por el cielo’, y, junto a todos estos protagonistas, como siempre, los efectivos de Policía Local y Protección Civil, que en gran número velaron por el correcto desarrollo de la cabalgata. Sin olvidar a los también numerosos efectivos de Rivamadrid, que, por detrás de todo el espectáculo, se fueron encargando de dejar las calles del recorrido limpias.