Niños y niñas saharauis llegan, un año más, a pasar sus Vacaciones en Paz en Rivas

340
Niños y niñas saharauis, junto a sus familias de acogida, ante la Casa de Asociaciones de Covibar, el pasado 24 de julio (Foto Rivas Sahel)

Un total de 16 niños y niñas llegaron ayer, domingo, a Barajas, donde les esperaban miembros de Rivas Sahel, entidad organizadora del programa, en el que colabora el Ayuntamiento.

Un total de 16 niños y niñas saharauis llegaron ayer, domingo, al aeropuerto de Barajas, para pasar los meses de verano en casas de familias ripenses. Se trata del programa ‘Vacaciones en Paz’, que Rivas Sahel desarrolla desde hace años y que consiste en que el grupo de niños pasan los meses de verano, los de más altas temperaturas en el Sahara, con las familias que, en la mayoría de los casos desde hace años, les acogen.

A pesar de las altísimas temperaturas que se están registrando estas semanas en Madrid, al igual que en la mayoría de España, las que se sufren en el Sahara son considerablemente peores, superando con facilidad los 50 grados centígrados. El programa de vacaciones en casas de familiar ripenses permiten alejar a los más pequeños de esas temperaturas, contra las que apenas cuentan con protección.

Es frecuente que los mismos niños y niñas vayas a pasar estos meses en las mismas casas de acogida temporal. Son, por tanto, conocidos allí y miembros «temporales» de la familia, tal como en múltiples ocasiones han atestiguado las propias familias que les acogen. Un programa adicional, desarrollado también desde hace años por Rivas Sahel, incluye la posibilidad de que algunos de estos niños permanezcan más tiempo en Rivas, con acogida en centros educativos del municipio.

El contingente llegado ayer es el primero que ha podido hacerlo tras dos años en los que el programa ‘Vacaciones en Paz’ ha tenido que suspenderse debido a la pandemia del COVID. Habitualmente, el programa incluye la participación de la Alcaldesa y otros miembros de la Corporación en un encuentro que se hace entre los niños y niñas y las familias que les reciben. Posteriormente, comienza el programa vacacional propiamente dicho, que suele incluir excursiones a distintos puntos.