Policía Local advierte de los trucos de los ladrones para comprobar si una vivienda está vacía

4223
Un pequeño trozo de plástico o una moneda pequeña pueden servir como 'testigos' de que la vivienda está vacía (Imágenes Policía Local de Rivas)

Existen distintas estrategias para comprobar si una vivienda está vacía por vacaciones. Recomienda estar especialmente atentos si se encuentran ‘testigos’ en las puertas de acceso a las viviendas. Policía Nacional ha detenido en las últimas semanas a 16 personas por robos en viviendas.

Policía Local de Rivas ha comenzado a advertir a los vecinos acerca de las diferentes estrategias utilizadas por los ladrones para comprobar si una vivienda está vacía por vacaciones, paso previo a planear el asalto a la misma y llevarse el contenido.

En un tuit en su cuenta oficial, Policía Local recomienda poner mucha atención «si localizas un testigo de plástico en la puerta de tu vivienda». Y avisa: «Los amigos de lo ajeno lo utilizan para controlar si hay alguien en casa». Estos ‘testigos’, colocados en un lugar discreto, son comprobados a diario por los ladrones, de forma que, si observan que durante varios días permanecen en el mismo lugar, es fácil concluir que la vivienda no está habitada, al menos durante un periodo de vacaciones.

Otras recomendaciones clásicas para evitar estas ‘comprobaciones’ indeseadas son las relacionadas con el encendido y apagado de luces (algo que es posible programar mediante la compra de dispositivos de bajo precio) o el movimiento de las persianas.

Una vivienda en la que los posibles ladrones advierten que tiene las luces permanentemente apagadas durante varios días, con las persianas de las ventanas en la misma posición y que, además, mantienen en el mismo lugar los ‘testigos’ mencionados por Policía Local, es candidata probable a ser robada.

16 detenidos por Policía Nacional en las últimas semanas

En este sentido, Policía Nacional ha anunciado la detención, en las últimas semanas, de 16 personas, en las localidades de Coslada y Alcalá de Henares, y en los distritos madrileños de Hortaleza y Ciudad Lineal.

Precisamente, el comunicado de Policía Nacional relata que el modus operandi consistía en «acceder a las comunidades o bien forzando la puerta de acceso a las mismas o llamando a los vecinos con cualquier pretexto – entrega de paquetería, comercio online…- para lograr que les abriesen el portal. Una vez en el interior marcaban las puertas con distintos elementos que les permitían descubrir qué viviendas se encontraban vacías». Y menciona concretamente el «truco» del ‘testigo’ de plástico: «En numerosos casos utilizaron pequeños trozos de plástico casi imperceptibles, filamentos de silicona que colocaron entre el marco y la propia puerta o pegamento en la propia cerradura. Cuando regresaban, si estos elementos estaban intactos indicaría que la puerta no se había abierto por lo que la casa estaría desocupada».